Acaba de fallecer Arsenio López, profesor y catedrático de Filosofía en Bachillerato, salmantino, aunque asentado en Castellón durante varias décadas, padre de tres hijos y varios nietos, casado con la también profesora de Lengua y Literatura, Ángela Málaga.

Arsenio López era licenciado en Químicas y luego en Filosofía y Letras. Además, cursó tres años de Farmacia. Ejerció como profesor agregado de Filosofía en el instituto de Burriana y luego, hasta su jubilación, fue catedrático del Instituto Francisco Ribalta. Se caracterizó por ser hombre trabajador, culto y entregado al mundo de la educación y a la familia, dispuesto siempre a ayudar a sus alumnos.

Lo recuerdo como un hombre enamorado de la naturaleza, le gustaba el deporte, el senderismo, la natación, el tenis y la caza. Su contacto con los alumnos fue ejemplar. Sus 90 años, que acababa de cumplir, fueron siempre de sana actividad en estos campos. Descanse en paz el amigo y compañero.