Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Natalidad

La fecundidad en Ibiza y Formentera es la segunda más baja del mundo tras la de Corea del Sur

El número de hijos por mujer se sitúa en menos de uno y la ratio de Formentera (apenas del 0,87) coloca a esta isla como uno de los territorios con la natalidad más baja de todo el planeta

Una familia visita las salas de parto del Hospital Can Misses de Ibiza. VICENT MARÍ

El índice de fecundidad, esto es, el número de hijos por mujer, es en Ibiza y Formentera uno de los más bajos del planeta. Según los datos del Institut d'Estadística de les Illes Balears (Ibestat), cuya última actualización data de 2020, el número de hijos por mujer no llega a uno en ninguna de las dos islas: 0,87 en Formentera y 0,98 en Ibiza. Cabe señalar que, según el Ibestat, en Formentera, en 2019, las cifras fueron más bajas todavía y la fecundidad fue del 0,82%.

Así, las Pitiusas se sitúan bastante por debajo de la media de Balears (1,13 hijos por mujer) y del conjunto del Estado, ya que en España -según datos del Instituto Nacional de Estadística del año 2021- es de 1,19. Es necesario destacar que España es de los países de todo el mundo con un menor índice de fecundidad.

Si comparamos con países, el único que supera a las Pitiusas -con la obvia excepción del Vaticano- es Corea del Sur, con 0,81 hijos por mujer. Después se sitúan Ibiza y Formentera y seguidamente Singapur (1,10) y Malta (1,13). Los siguientes países con el índice de fecundidad más bajo son todos europeos: Ucrania (1,22), Italia (1,24) y Bosnia (1.24).

En el conjunto del Estado, Formentera compite con Canarias como el lugar con un índice de fecundidad más bajo (0,86), seguido por Asturias (0,94). Los territorios españoles con un índice mayor son Melilla (1,68), Murcia (1,48) y Navarra (1,38).

Vivienda, conciliación...

Según el último informe del Consejo de la Juventud en España, las razones que explican esta bajísima natalidad son la dificultad de las mujeres para conciliar laboralmente y la imposibilidad de los jóvenes para acceder a una vivienda propia, lo que retrasa la decisión de formar una familia. Una situación que, en las Pitiusas, se vive con especial crudeza.

¿La baja fecundidad se traduce en una caída de la población? No necesariamente. Por ejemplo, Formentera sí ha sufrido una pérdida de población, cuyo descenso se mantiene sostenido desde el año 2017, cuando alcanzó un máximo de 12.280 habitantes, hasta el año 2021, cuando registró 11.708. No es el caso de Ibiza, isla en la que sigue aumentando población año tras año gracias a su capacidad para atraer habitantes, tanto de la península como del extranjero.

El hecho de que Formentera tenga una población escasa provoca que los datos de un año para otro presenten importantes diferencias. Así, en 2011 hubo un índice mínimo histórico de fecundidad con un 0,8, mientras que en 2013 remontó a 1,3. Sin embargo, desde 2016 el índice se mantiene estable por debajo de la ratio de un hijo.

Respecto a Ibiza, el índice de fecundidad de 2020 (0,98) marca un mínimo histórico y es la culminación de una tendencia descendente que se inició en el año 2007, cuando la media era de 1,38 hijos por mujer.

Madres de mayor edad

Las estadísticas registran un aumento de la edad media en el que la mujer decide tener su primer hijo. Según el Ibestat, si en la isla de Ibiza en el año 2001 la edad media del primer parto era los 30 años, en el año 2020 fue a los 32,1. La tendencia se ha mantenido estable en estas dos décadas.

En Formentera, en cambio, no se ha producido este fenómeno y la edad media para tener el primer hijo apenas ha aumentado: 31,6 años en 2001 y 31,7 en 2020.

En este aspecto, las Pitiusas van a la par con el conjunto del Estado, ya que la media en España es que la mujer accedan a la maternidad a los 32,6 años.

Otro indicador que está en franco descenso en las Pitiusas es el de la tasa de natalidad, es decir, el promedio anual de nacimientos al año por cada 1.000 habitantes. En esta categoría, Formentera también marca unos registros bajísimos: 6,79 nacimientos por cada mil habitantes. No obstante, esta parece ser una característica común de otros territorios europeos pequeños, ya que Mónaco registra una tasa de natalidad de 5,90 y San Marino, de 6,40. Estos países solo son superados a la baja de nuevo Corea del Sur, con 5,10.

Ibiza, en cambio, tiene una tasa de natalidad de 7,93, por encima de la media española, que es de 7,19. No obstante, la tendencia en la isla es claramente descendente. En el año 2002, la natalidad en Ibiza era de 12,23. En dos décadas, el descenso ha sido de un 36%.

Compartir el artículo

stats