El historial de J.J.B.B., el hombre que se identificaba como abogado para orquestrar presuntos amaños de uniones de hecho a extranjeros en Castellón, no ha comenzado con la detención por supuesta inmigración clandestina y falsedad documental que dio a conocer ayer Mediterráneo en exclusiva. Según ha podido saber este diario de fuentes de la investigación, el susodicho acumula ya nueve arrestos, relacionados con presuntas estafas, delitos contra los derechos de los trabajadores y falsedad en documento oficial.

Además, también cuenta ya con antecedentes penales. El detenido en los últimos días por agentes de la Policía Nacional fue condenado en dos ocasiones el pasado año 2020 --la Audiencia Provincial de Castellón le impuso dos años de prisión y un juzgado de lo Penal, seis meses--.

La operación policial en la que han sido ahora detenidos J.J.B.B. y su principal compinche --un ciudadano rumano que hacía de enlace entre el falso abogado y los inmigrantes a los que captaba, además de ayudar al principal investigado en sus gestiones-- ha tenido también otros 16 arrestados, según han confirmado a este diario fuentes solventes. Sin embargo, el licenciado en derecho y su principal cómplice fueron los únicos en pasar a disposición judicial. El resto, fueron puestos en libertad con cargos por parte de los investigadores de Policía Nacional.

Los dos detenidos que fueron conducidos ante el Juzgado de Instrucción 1 de Castellón negaron las acusaciones. J.J.B.B. dijo ante la autoridad judicial ser gestor, aunque se identificaba en otros ámbitos como abogado.

El Colegio de Abogados dice que no está colegiado

El Colegio Oficial de Abogados de Castellón asegura que el detenido J.J.B.B. por presuntos delitos de inmigración clandestina y falsedad documental no está colegiado. El investigado es, al parecer, licenciado en Derecho, por lo que no podía imputársele un delito de intrusismo. Sin embargo, no pertenece al colegio profesional, por lo que no podría anunciarse como abogado ni ejercer como tal.

«Por la información que hemos podido obtener, se podría tratar de una persona que se arroga la condición de abogado sin serlo. El Colegio no puede ni instruir un procedimiento deontológico interno --porque no es colegiado-- ni se trata de intrusismo porque sí sería licenciado en Derecho», dijo ayer el decano de los letrados de Castellón, Manuel Mata, en conversaciones con este periódico.

«En todo caso y a resultas de la información que podamos recabar, denunciaríamos la situación ante la administración autonómica por vulneración de la normativa sobre Colegios Profesionales de la Comunitat Valenciana», puntualiza el máximo representante de los abogados castellonenses tras la información avanzada ayer por este diario.

Aunque el arrestado no está colegiado, sí se anuncia en un conocido portal laboral de internet como abogado y especifica que lleva más de 15 años desarrollando su actividad en una asesoría jurídica, como ha podido comprobar este periódico.

Asimismo, en el portero automático de su despacho profesional --registrado por la Policía Nacional y ubicado en una céntrica calle de Castellón--, también se identifica como letrado.

La vulnerabilidad y desesperación de muchos extranjeros por conseguir la residencia legal en España desató la semana pasada otro escándalo en la oficina de Extranjería de la plaza Teodoro Izquierdo de Castelló, cuyo máximo responsable fue arrestado por presuntos delitos de cohecho, falsedad documental, descubrimiento y revelación de secretos e infidelidad en la custodia de documentos. La investigación trata de esclarecer entre si el funcionario recibió dinero y regalos por parte de los demás investigados a cambio de realizar o agilizar trámites para la expedición de permisos y otros documentos, así como si accedió de forma indebida a bases de datos policiales.