Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Confirman la muerte violenta en el Grau y declaran el caso secreto

La fallecida, de 76 años, sufrió golpes durante en el bajo de su propiedad

Fachada del número 3 de la calle Chamberga y José María, donde se encontró el cuerpo.

La investigación policial avanza en la búsqueda del autor del presunto homicidio que, como adelantó ayer Mediterráneo, se produjo en el Grau el pasado domingo por la mañana y que acabó con la vida de María Sanz, de 76 años, cuando se encontraba en un bajo de su propiedad de la calle Chamberga y José María. Según ha podido saber este diario, se ha confirmado la muerte violenta de la víctima, que habría recibido algún golpe durante el robo sufrido en el local, y el juzgado instructor ha decretado el secreto de las actuaciones, tras realizársele la autopsia al cuerpo sin vida de la finada en el Instituto de Medicina Legal.

Los agentes de la Policía Judicial todavía no han practicado detención alguna relacionada con este caso, según ha podido conocer este rotativo; pero los esfuerzos de la comisaría provincial se centran en esclarecer el que ya se considera el primer homicidio del 2022 en la provincia.

Los investigadores han examinado en profundidad en bajo en el que tuvieron lugar los hechos cuando la víctima había acudido a dejar parte de la comida que iba a preparar para su familia a mediodía. Al parecer, podría haber sido asaltada por un hombre, que se habría llevado su bolso.

María Sanz había quedado el domingo por la mañana para tomar café con unas amigas y fue, precisamente, el hecho de que no apareciera lo que comenzó a levantar sospechas entre sus allegados. Al acudir al bajo ubicado en el número 3 de la calle Chamberga y José María, hallaron su cadáver. Sin embargo, las lesiones no eran llamativas a primera vista, pues el primer radiopatrulla de la Policía Nacional que llegó a la escena no tenía claro si se podía tratar de un homicidio, o si, por el contrario, podía haber sufrido alguna complicación de salud.

Los robos violentos crecen un 34% en la provincia

Según el último balance de la criminalidad del Ministerio del Interior, los robos con violencia e intimidación han aumentado un 34% en la provincia. Así lo evidencia la estadística de los tres primeros trimestres del 2021 en comparación con ese mismos periodo del 2020 --de 159 a 213 hechos registrados--.

La localidad donde más se han disparado este tipo de delitos es en la Vall d’Uixó, donde el aumento es de hasta el 220%, pasando de cinco a 16 atracos. Le sigue Benicarló (+115%), Castelló (+91%), Onda (+50%), Almassora (+44%) y Burriana (+18%). En el otro lado de la balanza está Vila-real, que es el único de los grandes municipios de Castellón donde los robos violentos se han reducido, concretamente un 33% --de nueve a seis casos--.

En el caso de la provincia de Alicante, las cifras son muy distintas, pues los robos se han reducido un 2%, mientras que en Valencia este tipo de sustracciones han crecido un 25,5%.

Compartir el artículo

stats