Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Detenido por hacerse pasar por policía para robar mil euros a una refugiada ucraniana en Alicante

El arrestado registró sus pertenencias tras decirle que sospechaba que estaba vendiendo cocaína

La Policía traslada al detenido en Alicante.

Por si no tienen serias preocupaciones por lo que ocurre en su país a miles de kilómetros de distancia, una refugiada ucraniana de 64 años suma una más tras haber sido víctima del robo de sus ahorros de mil euros por parte de un ciudadano rumano de 44 años que se hizo pasar por policía en Alicante y la engañó para registrar sus pertenencias y sustraerle el dinero. El presunto ladrón, tras la denuncia de la víctima, pudo ser localizado por la Policía y detenido. Ahora se investiga si ha cometido hurtos similares con la misma técnica.

Los hechos ocurrieron recientemente cuando una mujer ucraniana se encontraba haciendo fotografías junto a los jardines de la Diputación Provincial. Un hombre se acercó a la víctima de un modo desafiante y comenzó a hablar con ella en tono amenazante. Alternando palabras en inglés y en español, el ahora arrestado le dijo que era "guardia" y sospechaba que estaba allí vendiendo cocaína, por lo que necesitaba registrar su mochila.

La mujer se asustó bastante y le entregó la mochila. El falso policía comenzó a registrar su interior y como no tenía nada de valor le dijo a la víctima que se abriera el abrigo para ver qué llevaba debajo. De esta forma descubrió ávidamente que llevaba oculto un pequeño bolsito debajo de su jersey y se lo pidió rápidamente dejándole entrever que llevaba ahí la cocaína oculta.

Sin salir aún de su asombro la mujer le entregó el bolsito y cuando el hombre descubrió que dentro había bastante dinero comenzó a inspeccionar los billetes. El sospechoso simuló que buscaba cocaína entre los billetes y al mismo tiempo hablaba por teléfono haciéndole creer a la refugiada que estaba informando del suceso.

El montaje fue perfecto. El ladrón le hizo creer a la mujer que metía los billetes de nuevo en el bolsito y se lo devolvió. A continuación le indicó que se marchara y "que todo parecía estar en orden, pero que debía volver al día siguiente a la misma hora al lugar con toda su documentación", según la Policía.

En ese momento la víctima era ajena al robo. Se marchó bastante asustada y preocupada por lo ocurrido y cuando llegó a su domicilio se dio cuenta de que todo había sido una artimaña para robarle el dinero. El bolsito estaba vacío y el varón no había vuelto a depositar dentro los billetes, sino que en un momento de distracción se los sustrajo.

La víctima se dirigió de inmediato a denunciar los hechos ante la Policía Nacional y el Grupo Operativo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Centro de Alicante se hizo cargo de la investigación y comenzó a buscar imágenes de grabaciones de alguna cámara de la zona cercana a la Diputación.

Los investigadores recabaron datos de la víctimas sobre las características físicas del falso policía y junto con las grabaciones se coordinó un amplio dispositivo de búsqueda por la zona. El operativo tuvo resultado y en una calle próxima al lugar del suceso localizaron a un varón que coincidía plenamente con los datos fisionómicos, de complexión y vestimenta que se manejaban, por lo que le interceptaron y detuvieron inmediatamente, si bien trató de huir y se resistió de forma activa a la detención.

El presunto ladrón detenido es un ciudadano rumano de 46 años y con numerosos antecedentes, algunos por hechos similares. Fue trasladado a dependencias policiales y puesto a disposición judicial. La Policía investiga ahora si está involucrado en otros hurtos similares pendientes de ser esclarecidos.

Compartir el artículo

stats