TIENE PROBLEMAS MENTALES

El apuñalador de una mujer en Vila-real ya estuvo en prisión por un crimen

Ella era víctima de violencia machista y su pulsador de emergencia le salvó la vida

Dos coches patrulla frente a la comisaría de Vila-real, en una imagen de archivo.

Dos coches patrulla frente a la comisaría de Vila-real, en una imagen de archivo. / MEDITERRÁNEO

El hombre que días atrás asestó tres puñaladas a una mujer en Vila-real, como publicó ayer Mediterráneo, había cumplido una pena de prisión por homicidio anteriormente y sufría problemas psicológicos. De hecho, todo parece indicar que el ataque a esta última víctima se produjo durante un brote y de forma sorpresiva, en la calle Zumalacárregui de la localidad. Aunque víctima y agresor se conocían, no existía relación afectiva entre ambos --eran amigos--, por lo que no puede hablarse de un caso de violencia de género

Según ha podido saber este diario de fuentes solventes, al susodicho le constan un gran número de antecedentes previos e, incluso, un crimen. Ella, por su parte, había sido víctima de violencia de género por parte de una expareja, motivo por el que llevaba consigo un pulsador de emergencias en el momento en que se produjo el apuñalamiento. La rapidez con la que pudo pedir auxilio al 112 pudo haberle salvado la vida.

El sorpresivo ataque

Todo parece indicar que agresor y afectada habían mantenido una pequeña discusión por una cuestión de escasa importancia, estando ambos en el domicilio de la mujer. Después, salieron a comprar y presuntamente durante el trayecto, él se puso muy agresivo y comenzó a atacarla con un arma blanca, asestándole una cuchillada en el costado. Temiendo por su vida, la víctima intentó zafarse y huir hasta su vivienda, ubicada en una planta baja. El hombre entró tras ella en el domicilio y la golpeó con una silla, le propinó dos puñetazos y, a continuación, le dio dos puñaladas más, una en la espalda y otra en el codo.

La herida pudo pulsar el botón para avisar a emergencias y el varón huyó al comenzar a oír las sirenas de la policía aproximándose. Dos patrullas de la Policía Nacional se personaron en el lugar. Una de ellas atendió a la mujer y la acompañó al Hospital la Plana de Vila-real, a donde fue evacuada en ambulancia. La otra unidad policial se dedicó a peinar la zona en busca del sospechoso fugado. 

Finalmente, lo encontraron en la estación de tren de Vila-real, a punto de subirse a un vagón, y lograron detenerlo por las lesiones ocasionadas a la mujer. 

El hombre fue trasladado a dependencias de la Policía Nacional y quedó en libertad con cargos tras pasar a disposición del juzgado de guardia.

Esta misma semana otra persona --esta vez un hombre-- ha resultado también apuñalada por la espalda en la plaza Donoso Cortés de Castelló, en el transcurso de una reyerta, como recogió ayer este diario en su edición digital y también impresa. Un hombre de 32 años fue detenido cuando pretendía esconderse en una finca.