Investigación

Condenado a un año y nueve meses por exhibirse al hijo de cinco años de su expareja

La Audiencia ha elevado tres meses la pena por pasearse desnudo ante el menor

El condenado por exhibición obscena al hijo de su expareja, durante el juicio en Palma.

El condenado por exhibición obscena al hijo de su expareja, durante el juicio en Palma. / L.MARINA

Lorenzo Marina

La Sección Segunda de la Audiencia de Palma ha condenado a un año y nueve meses de prisión a un hombre por exhibición obscena y de material pornográfico al hijo de su expareja, de cinco años, cuando estaba en su domicilio. En la sentencia, que eleva en tres meses la resolución inicial del Juzgado de Vía Alemania que le juzgó en primera instancia, el tribunal estima el recurso interpuesto por el fiscal y considera que habría que aplicar el tramo superior de dicha pena, comprendida entre nueve meses y un día y doce meses. No obstante no ingresará en prisió, al quedar en suspenso.

Los hechos, que fueron enjuiciados en noviembre del año pasado en los Juzgados de Vía Alemania, se remontan al año 2016. El ahora condenado mantuvo una relación con la madre del niño. En primera instancia se prolongó ¡hasta febrero de 2017. Luego la retomaron en 2018 de manera intermitente y concluyó a finales de ese año.

El ahora condenado se solía quedar a solas en casa con el menor. Su madre viajaba con frecuencia al extranjero por motivos de trabajo y se tenía que ausentar del domicilio.

La sentencia recogió que en los numerosos momentos que el adulto se quedaba solo en el domicilio con el hijo de su entonces pareja "le exhibió fotografías de hombres y mujeres desnudos con el teléfono móvil". En dicha resolución judicial, también se hacía constar que le mostraba al niño de corta edad vídeos en los que estas personas desnudas aparecían manteniendo tanto relaciones heterosexuales como homosexuales.

Durante las conversaciones que el novio de la madre del menor mantenía con este último le instaba a que lo mantuviera "en secreto". En este sentido le recalcaba que no le dijera nada a su progenitora.

"Secuelas emocionales"

El procesado no se limitaba a enseñarle vídeos pornográficos al hijo de su pareja. También tenía por costumbre acercarse al niño completamente desnudo mientras se los mostraba. También se habría tocado el pene en presencia del menor. Precisamente este hecho ha motivado que la Audiencia eleve la pena de seis meses a nueve meses y un día.

Como consecuencia del exhibicionismo continuo de la pareja de la madre del menor hacia este, el niño sufrió "secuelas emocionales". Estas se tradujeron en miedo, preocupación y pesadillas.

El fiscal pedía inicialmente para el acusado dos años de prisión y la acusación particular, ejercida por el abogado Juan Ramón de la Vega, le pedía tres años. La Audiencia la fijó en un año y nueve meses de cárcel, aunque la condena quedó en suspenso. El encausado deberá indemnizar con 3.000 euros a la madre del menor.