De Castelló al Reino Unido. Hoy por hoy, si alguien se suma a alguna tertulia por el Soho londinense o entabla conversación en el animado mercadillo de antigüedades de Notting Hill y suelta el nombre de Adrià Martín, no dirá absolutamente nada a su interlocutor. Ahora bien, si de su boca sale Choriza May la cosa cambia. Adrià y Choriza son la misma persona.

A cara descubierta Adrià no es más que otro emigrante español en la capital del imperio británico; con una espesa capa de maquillaje, un llamativo vestido y unas altísimas plataformas este exestudiante de la Universitat Jaume I de Castelló se convierte en Choriza May o lo que es lo mismo: hoy por hoy, la drag queen más famosa de la televisión británica.

Adrià caracterizado como Choriza May

Adrià caracterizado como Choriza May

Un nuevo icono en la BBC

Choriza May se ha convertido un icono, pero antes de llegar al estrellato no lo tuvo fácil. En una entrevista a la BBC desvela que sufrió bullying de niño en su localidad natal, el pueblo valenciano de Guadassuar. Allí sufrió la peor cara de la homofobia. "Lo sufrí discretamente, para no avergonzar a mis padres. Para mucha gente era el maricón del poble", confiesa Adrià, que años más tarde encontró en Castelló su vía de escape.

Imagen panorámica de la UJI

El positivo paso por la UJI

"Fui a la universidad en Castelló, una gran ciudad, para estudiar Publicidad y Relaciones Públicas y allí es donde me convertí en un hombre gay orgulloso. La facultad de humanidades de la UJI es, probablemente, uno de los lugares más gay de Castelló", cuenta Choriza May al público británico, parte del cual ha criticado a la conductora de Drag Race UK, RuPaul, la drag que saltó a la fama por su excelente dueto con Elton John en el tema Don't Go Breaking My Heart que puedes escuchar bajo estas líneas, que apostara por un inmigrantes español para su programa.

Después de su paso por Castelló, y ya hace nueve años, Adrià (o Choriza May) hizo las maletas con dirección al Reino Unido, como uno más de los 3,5 millones de emigrantes en las islas británicas. "Somos profesores, abogados, médicos, camareros, au pairs ... y también drag queens. Trabajamos duro y hemos dejado a nuestros amigos y familias atrás para perseguir nuestros sueños; el mío se acaba de hacer realidad en un país que adoro", relata Adrià a Metro.co.uk.

Una 'performance' de Choriza May en el programa 'Drag Race UK' BBC

Allí, en Newcastle, empezó la historia de Choriza May, la drag que casi una década después enamora a los telespectadores de la BBC. De Castelló a al estrellato, el camino ha sido complicado pero, finalmente, satisfactorio. Adrià Martín ha conseguido abrir una gran ventana para empoderar y dignificar el mundo drag y LGTBI.