Entrevista a Gerard Moreno: "Volveremos a ver al mejor Villarreal"

El jugador franquicia del equipo atraviesa su mejor momento de los últimos tres años y quiere más

El futbolista del Villarreal, con un balón en la mano.

El futbolista del Villarreal, con un balón en la mano. / Kmy Ros

Ismael Mateu

Ismael Mateu

Es el referente y el jugador franquicia del Villarreal CF de la era moderna. Uno de los héroes del título de la Europa League, semifinalista de Champions y que tiene el privilegio de poder presumir de haber sido titular con la selección española y semifinalista en una Eurocopa, la del 2020. A sus 31 años (Santa Perpètua de Mogoda, Barcelona, 07-04-1992), Gerard Moreno Balagueró disfruta de la madurez de la edad y de uno de sus mejores momentos futbolísticos, tres años después, tras dejar atrás dos campañas muy malas en cuanto a lesiones, recaídas y poca continuidad.

El Killer de Santa Perpétua acumula 10 goles en 21 partidos esta Liga, además de otro en Europa League en 4 encuentros, y 3 asistencias entre ambas competiciones.

Ahora, tras el duelo ante el Alavés en Mendizorroza, con empate entre babazorros y groguets, el delantero barcelonés es optimista, tiene fe en la llegada de Marcelino y lo que está ofreciendo al equipo, confía en el nivel de la plantilla y considera que el Submarino va a ir a más. Tranquilo, sensato y con la responsabilidad de un líder y capitán del equipo, Gerard Moreno analiza para Mediterráneo la actualidad de un Villarreal que debe dejar atrás la zona baja en LaLiga y afrontar con ilusión un reto tan atractivo como la Europa League.

-Vaya temporada. Al menos ya se están viendo brotes verdes. 

-La verdad es que sí. No está siendo nada fácil porque no somos un club acostumbrado a esto. Pero estamos en el buen camino. Poco a poco estamos siendo un equipo más competitivo, más unido, más intenso y más resolutivo. Volveremos a ver al mejor Villarreal, estoy totalmente convencido.

-¿Cuánto ha influido en la plantilla el baile de entrenadores? 

-Sabemos cómo va esto del fútbol. En un club, cuando no van los resultados, pase lo que pase el primero que sale es el entrenador. Y eso a veces es injusto.

"Los jugadores somos los primeros que sabemos que no hemos hecho bien las cosas"

-Habla de injusticia cuando sale un técnico. ¿Qué parte de culpa tienen los jugadores de este año tan complicado en lo deportivo? 

-Cuando los resultados no van, una parte importante de la responsabilidad es de los futbolistas. Cierto es que la responsabilidad es compartida, es de todos: club, entrenador y jugadores. Pero hay que saber hacer autocrítica y somos los primeros que sabemos que no hemos hecho las cosas bien. Por fortuna la mala dinámica ya ha quedado atrás y ahora está en nuestra mano el revertir la situación y encontrar estabilidad.

-¿Qué ha significado la llegada de Marcelino al banquillo? 

-Él mismo lo ha dicho, cuando el que llega es el tercer entrenador en una temporada, algo no se ha hecho bien. Por fortuna con su llegada estamos encontrando esa estabilidad que el equipo necesita. Es un entrenador de nivel muy alto, que está introduciendo nuevos conceptos y que los futbolistas cada vez más los estamos asimilando. Estoy convencido de que cada vez se va a ver un mejor equipo. El míster sabe sacar un gran rendimiento a sus plantillas.

El 'killer' groguet, en la ciudad deportiva del Villarreal.

El 'killer' groguet, en la ciudad deportiva del Villarreal. / Kmy Ros

-¿Qué objetivos se marcan? 

-Hay uno que es claro, salid de la zona peligrosa en LaLiga de una vez por todas. Un equipo como el Villarreal no puede estar mirando más al descenso que a las plazas europeas. Pero la realidad es solo una y ahora mismo debemos tener la humildad de pensar en que primero que nada lo que debemos lograr es la permanencia en Primera. El objetivo primordial es salir de ahí abajo de una vez por todas y encontrar regularidad. A partir de ahí, en este club se sale a ganar en cada partido. El tiempo y los resultados te dirán hasta dónde podemos llegar. Insisto, lo primero es la permanencia y luego donde LaLiga nos lleve.

-También tienen otro torneo. ¿La Europa League dónde queda? 

-Pues mira, aquí solo pensamos en girar la tortilla y revertir la situación en cuanto a dinámica e irregularidad de resultados. Y para lograrlo la Europa League nos puede venir muy bien. Me explico. Recuerdo que en el año de Calleja, que en Liga no estábamos tan bien, la Europa League nos daba alegrías a mitad de semana y nos dio confianza en nosotros mismos para enderezar el rumbo. Los jugadores debemos mirar al Villarreal de otros años en Europa y tomarlo como ejemplo,

-¿Y soñar con un título o en llegar lejos y hacer algo grande? 

-Hombre... (pausa). La verdad es que tenemos la conquista de un título muy reciente. Sabemos el camino, aunque eso tampoco quiere decir nada. Es tan difícil alcanzar una final y ganar un título, ni te digo, y más a nivel internacional. Pero sinceramente pienso que es otro reto, un reto muy bonitos que debemos afrontar y encarar con totales garantías. De hecho, en esta competición europea hemos sido fiable y primeros de grupo. Debemos esperar rival de la eliminatoria de play-off y respetarle al máximo en busca de pasar a cuartos de final. Con humildad, pero afrontaremos cada partido dando lo máximo y será el camino el que te lleve a poder aspirar a cotas importantes. Ilusión por hacer algo grande siempre hay.

"Yo nunca pierdo la ilusión de jugar con la selección española"

-Por fin un año con continuidad. 

-Sí. Toquemos madera. Físicamente hace tiempo que estoy bien, el cambio de hábitos y el trabajo personalizado de fuerza me ha venido bien y me están respetando las lesiones.

-Y goles que no falten, ¡eh! Muy buenos números en 21 partidos.

-Jajaja. No me quejo. Yo estoy intentando ayudar al equipo como siempre y si es con goles, mejor. Es más, cambiaría no marcar y que el Villarreal vaya hacia arriba. Reitero, y sé que soy pesado, lo importante es salir de abajo.

El catalán no pìerde la ilusión de jugar con la selección española.

El catalán no pìerde la ilusión de jugar con la selección española. / Kmy Ros

-Le insisto con lo mío. Si sigue aumentando esas cifras goleadores... ¿Sabe que tiene una Eurocopa en el horizonte? Además, usted ya ha disputado una. 

-¡Ojalá! Ese es otro objetivo que está ahí. Todos están entrelazados. Que te convoque la selección española es lo máximo, jugar para la selección de tu país es a lo que aspira todo jugador. Y si eso pasa es porque lo estás haciendo bien y estás ayudando a tu equipo a conseguir los objetivos. Por eso yo nunca pierdo la ilusión en poder ser tenido en cuenta para defender la camiseta de España, sea en un amistoso o en la Eurocopa. Claro que me encantaría estar, sería el premio al esfuerzo de todo un año. Yo lo que quiero es dar mi mejor nivel, ayudar al Villarreal y lo que venga, bienvenido será.