VILLARREAL CF

Marcelino, de rechazar al Sevilla a reflotar (en tiempo récord) al Villarreal

Conoce lo que sucedió en las semanas previas del regreso del asturiano al banquillo del Submarino

Marcelino, de rechazar al Sevilla a reflotar (en tiempo récord) al Villarreal

Marcelino, de rechazar al Sevilla a reflotar (en tiempo récord) al Villarreal / AGENCIAS

Juan Francisco de la Ossa

Juan Francisco de la Ossa

Sevilla y Villarreal, hasta cierto punto, se han asemejado en los últimos tiempos, compartiendo objetivos deportivo y una trayectoria pujante en la competición doméstica y en la europea. Dos entidades inmersas, esta temporada, en un proceso de cambio, que, eso sí, están afrontando desde prismas diferentes, aunque unidos por un nexo: Marcelino García Toral.

Rebobinemos al 17 de octubre. El asturiano estaba asumiendo su traumática salida del Olympique de Marsella, pero ya tenía ganas de volver a dirigir. Así lo reconocía en una entrevista a la Cope, en la que descartaba al propio Sevilla, que había elegido a Diego Alonso (mañana se juega el cargo) en lugar de José Luis Mendilibar. «Hubo una conversación con el Sevilla, que es un gran club, pero no se dieron las condiciones necesarias para ese nuevo proyecto», explicó. «Era para una temporada; y la otra vez, cuando estuve allí, vi que los proyectos duraderos son los que tienen una realidad», añadió.

El pasado nervionense

Se refería a su breve estancia en el banquillo del Ramón Sánchez-Pizjuán de la 2011/2012, temporada que empezó dirigiendo a los nervionenses. Pero una racha de más de dos meses sin conocer la victoria, logrando solo cinco de 21 puntos, abocaron a su destitución (6 de febrero del 2012), tras haber caído en los octavos de final de la Copa del Rey y en la eliminatoria previa de la Europa League.

Toda una «final» para Diego Alonso

El entrenador del Sevilla, Diego Alonso, ha reconocido que asume «con mucha bronca» la mala situación de su equipo, aunque espera «reaccionar en la final» de este domingo en el Ramón Sánchez-Pizjuán contra el Villarreal, un rival que «ha tenido un inicio dubitativo» pero que le suscita «respeto». El uruguayo, de no ganar, podría ser destituido.

Alonso explicó que su homólogo en el Submarino, Marcelino García Toral, dirige a un «muy buen equipo».«Son fuertes en defensa y manejan variantes en fase ofensiva» que le permitieron «terminar ganando» al Panathinaikos. El Sevilla, sin embargo, quedó eliminado de la Champions; y su caída a la Europa League (donde es el vigente campeón) depende de que gane en Lens en la última jornada.

Con todo, el preparador charrúa no siente peligrar su cargo, porque le «han trasladado desde el club que confían en el proyecto», que viene de clasificarse «cuatro años consecutivos en Champions y lograr dos títulos».

Alonso sigue sin contar con el portero Orjan Nyland; ni tampoco con Marcão, Loïc Badé ni Erik Lamela; ultimando sus regresos Suso Fernández y Boubakary Soumaré. Jesús Navas y Sergio Ramos, por su parte, serán bajas seguras, aunque ambos al estar sancionados tras sus expulsiones del pasado domingo en el campo de la Real Sociedad. efe

Donde sí volvió

Un mes después, donde sí regresaba era al Submarino, de lo que se desprende que el proyecto del Villarreal CF, a pesar de convertirse en el tercer técnico de este ejercicio, sí le seducía.

Así que este domingo, Marcelino puede terminar de agravar la grave crisis, deportiva e institucional, de un Sevilla ya fuera de la Champions y casi también de su competición fetiche (la Europa League), con apenas cuatro puntos de renta sobre el descenso (eso sí, con un partido pendiente), fruto de unas estadísticas indignas de un equipo como este: esta temporada, solo tres victorias y nueve empates (ocho derrotas), con la afición acosando a los dirigentes, un conflicto arraigado en el vestuario...

Toda una «final» para Diego Alonso

Marcelino, de rechazar al Sevilla a reflotar (en tiempo récord) al Villarreal / AGENCIAS