+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

este viernes será en Torás y el próximo lunes, en Argelita

Subdelegación cita a 45 alcaldes de interior ante la oleada de robos

Los primeros ediles sienten indefensión y barajan la instalación de cámaras de seguridad y alarmas

 

Imagen de la secretaría de Ludiente tras su robo - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
17/04/2018

Un total de 45 alcaldes de interior se reúnen este viernes --en Torás-- y el próximo lunes --en Argelita-- con el subdelegado del Gobierno, David Barelles, y mandos de la Guardia Civil para abordar la oleada de robos que afecta a las comarcas del Alto Mijares, el Palancia y la Plana Baixa.

Los primeros ediles dicen sentir indefensión ante la presencia de los ladrones que han forzado ayuntamientos e iglesias en Suera, Torás, Ludiente, Argelita, Artana y Soneja y estudian la instalación de alarmas y cámaras de seguridad en los accesos por carretera.

«De unos años a esta parte están aumentando los robos. Yo mismo los he sufrido en un almacén. Es preocupante y hay poca Guardia Civil para tantos pueblos en el Palancia», asegura el alcalde de Azuébar, Gerardo Miravete. La intranquilidad la comparte en la misma comarca el primer edil de Chóvar, José Vicente Pérez, quien dice estar pensando en instalar cámaras a la entrada y salida de su localidad.

En el Alto Mijares la sensación y el malestar es muy similar. «Es vergonzoso que haya tan poca vigilancia. Es necesario contar con más efectivos policiales. Un vecino nuestro sufrió recientemente un robo y se tuvo que ir a denunciar a Segorbe porque en Montanejos no podían atenderlo», apunta el alcalde de Montán, Sergio Fornás. En este sentido, la máxima autoridad municipal no cierra la puerta a barajar la creación de una patrulla de Policía Local. «Sería lo ideal, igual que hizo Montanejos, pero los pueblos pequeños tenemos un presupuesto muy limitado», dice Fornás.

ROBO FURGONETA

Precisamente en Montán los ladrones han forzado en las últimas semanas un garaje particular, del que se han llevado maquinaria agrícola y una furgoneta. Más tarde, abandonaron el vehículo en una zona de difícil acceso. También en Llucena --l’Alcalatén-- los cacos han actuado, apoderándose de más de 60 metros de acero inoxidable del puente colgante de la ruta de los molinos, valorados en más de 5.000 euros, como informó Mediterráneo el pasado sábado.

El munícipe de Villahermosa del Río, Luis Rubio, reconoce la necesidad de reforzar los controles y medios humanos en el Mijares, aunque puntualiza que será «prudente» y confiará en la Subdelegación del Gobierno tras el anuncio de aumento de efectivos para poner freno a la situación.

En la Plana Baixa, aunque en menor medida, también se han registrado casos. En Artana, además de en Suera, registró un robo en el Ayuntamiento durante la Semana Santa. «Forzaron una ventana, revolvieron papeles y se llevaron un portátil y una tablet. Ya hemos contactado con una empresa de alarmas y nos la han instalado. Este es un tema que me preocupa porque las zonas rurales están desamparadas», asegura el alcalde, Enrique Vilar.

JUNTAS DE SEGURIDAD 

Los alcaldes podrán poner en común sus casos este viernes en Torás y el próximo lunes en Argelita y trasladar a la autoridad sus necesidades. Desde la Subdelegación del Gobierno en Castellón aseguran que la oleada de robos en el interior es un «tema absolutamente prioritario», por lo que han convocado las juntas de seguridad con la mayor celeridad posible.

Mientras tanto, los alcaldes siguen en alerta y en comunicación constante a través de grupos de Whatsapp en los que se informan acerca de nuevos asaltos o de vehículos sospechosos. 

Torás hace misa de desagravio

Torás celebró este domingo una misa de desagravio en la iglesia de Santa Quiteria por la profanación eucarística sufrida el pasado jueves. El párroco, Mauro Zúñiga, informó de que aunque el obispo Casimiro López no pudo estar en la misa y se ha comprometido a visitar a los fieles de Torás el próximo mayo.

Después de entrar a robar en el ayuntamiento, los ladrones accedieron al templo y se llevaron el dinero de los cepillos y dos copones del sagrario. Fue un vecino quien vio la puerta abierta a primera hora de la mañana y descubrió el interior revuelto.

Buscar tiempo en otra localidad