+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

pleno extraordinario del ayuntamiento

Burriana rectifica y presentará un contencioso por la venta del Arenal

El PP y Cs apoyan el plan, pero «con pocas esperanzas de que sirva para algo» . El tripartito local reconoce «errores» y también que podrían haberse endeudado

 

El equipo de gobierno, con los apoyos del PP y Cs, aprobó presentar un contencioso por la venta en el Arenal. - MARTÍ

JAVIER MARTÍ
14/11/2017

El equipo de gobierno de Burriana reconoció ayer, en sesión plenaria extraordinaria y en palabras del propio concejal de Urbanismo, Bruno Arnandis, que «los terrenos subastados en el Arenal no son nuestros. Nos tenemos que retractar». Del mismo modo, también desdijo las palabras de la alcaldesa, Maria Josep Safont, para apuntar que «sí se podría haber pedido un préstamo».

Por este motivo, el Ayuntamiento planeará un contencioso por la venta del suelo, que tuvo lugar el día 26 de octubre, que girará alrededor, según el edil, de que «solo son el 5% de las parcelas de la zona. El resto es nuestro y, por eso, tenemos metros suficientes para anular la compra».

Arnandis apuntó que «todos cometemos errores y el nuestro fue no comenzar el cambio de calificación del suelo al acceder al gobierno hace dos años». Y es que, «el Ministerio paga IBI desde el 2015 y eso nos tumba los argumentos que veníamos defendiendo, pero hay otros para intentar frenar el proceso», señaló.

El responsable de Urbanismo también rectificó la disponibilidad o no de dinero para acudir a la polémica puja y al respecto reconoció que «simplificamos demasiado cuando dijimos que no nos podíamos endeudar».

VALORACIONES // Dos de los tres grupos de la oposición, PP y Ciudadanos, se sumaron a la propuesta del equipo de gobierno (PSPV, Compromís y Se Puede) y apoyaron la presentación del contencioso-administrativo. Eso sí, destacaron tener «pocas esperanzas» de que sirva para algo.

En este sentido, el portavoz popular, Juan Fuster, explicó que «no queremos poner palos en las ruedas y, por eso, lo aprobamos, aunque tras el despropósito suyo y el de la alcaldesa, creemos que lo que ahora intentan es poner una cortina de humo porque es inexplicable lo que han hecho».

Desde Cibur, Mariola Aguilera, partido que no se sumó a la propuesta, añadió que «juegan a pegar patadas al balón y cuanto más lejos vaya, mejor». La edila lamentó que el gobierno local «no sepa ni cuándo comenzó a tramitarse el expediente, que fue en abril del 2015. Están fuera de plazo para iniciar el recurso».

La portavoz de Ciudadanos, María Jesús Sanchis, también habló en términos muy similares al asegurar que «no tiene sentido dar este paso y esto es consecuencia de la torpeza e inoperancia de este equipo de gobierno».

Por otro lado, el PP se unió a la demanda de una comisión de investigación sobre el asunto que planteó en su día Cibur.