+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Un Cicerón en Castellón

 

Eduardo Castellote, en la biblioteca del instituto Matilde Salvador, donde acaba de terminar 2º de bachiller con una media de 9,8. - PACO POYATO

CRISTINA GARCIA
07/06/2015

Es un estudiante modelo que de mayor, quiere ser una combinación de abogado y economista, y que tiene claro que “España está en desventaja con Europa en materia educativa; vamos muchos años por detrás”. Eduardo Castellote tiene 17 años, pero las cosas muy claras. Faltan dos días para enfrentarse a su primer examen de Selectividad, tras cursar 2º de Bachiller en el IES Matilde Salvador de Castellón, pero los nervios brillan por su ausencia. Se nota el 9,5 de media en bachiller y el 9,8 que le da la matrícula de honor este año, y le dan cierta ventaja, sobre todo porque para entrar en “la doble titulación de Derecho y Economía, o Derecho y Política, en Valencia, se necesita una buena nota, un 11”. Pero él va a ir a por el 14, el máximo, “seguro”.

A pesar de todo, este alumno, calificado de “brillante” por sus profesores, ha tenido tiempo para viajar a Arpinas (Italia), patria de Cicerón, para participar en el prestigioso Ciceronianum, un certamen de traducción de latín con representación de más de 20 países. En él, fue uno de los seis únicos representantes españoles, y quedó finalista. “Hay mucho, mucho nivel” dice, a la par que critica el “poco valor que se le da al Latín en los currículos escolares”.

Explica que “en otros países europeos, como Italia, Alemania o Bélgica tienen hasta siete cursos de una lengua que es la madre de la lingüística moderna, la madre de las lenguas románicas, entre ellas la española y el valenciano”. “En España, se menosprecia, y ahora, con la LOMCE, la cosa parece que irá a peor para la Filosofía, el Latín y el Griego”, apuesta.

De la mano de su profesora, Mariló Limo, la experiencia en el Ciceronianum le ha servido para “interesarme más y más por la cultura latina, el personaje de Cicerón, su filosofía y el mundo clásico”. Fue también ganador de las Olimpiadas de Filosofía (su “pasión”) de la Universidad de Valencia. “Todo lo clásico está aún muy vigente. Ideas, praxis, organización, Estado, deportes, política... tienen un germen que procede del mismo sitio: Roma y Grecia”, opina el joven castellonense.

GRUPOS DE EXCELENCIA // Este interés le nació “ya hace varios cursos”. En el IES Matilde Salvador convive un pequeño reducto de alumnos excelentes de Latín, cuatro, que dedican horas extra tras las clases al aprendizaje, la traducción y los comentarios, además de aprender del mundo clásico en un grupo de alto rendimiento. “Todo empezó por curiosidad, por comprender esta sociedad a través de las antiguas civilizaciones, otras culturas, y hasta aquí”, explica.

Castellote, que además de castellano y valenciano habla inglés y portugués, quiere ampliar horizontes “con más viajes, más estudios”. “Conocer otras culturas nos hace más sociales, más tolerantes, mejores personas y nos ayuda a conocer el mundo global”. En su horizonte, tras la selectividad, “pasar un buen verano”. H