+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INVESTIGACIÓN EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Fernández Ordóñez afirma que no tenían por qué conocer los correos de alerta sobre Bankia

El exgobernador culpa de la caída del banco a la segunda recesión y mantiene que sus cuentas eran correctas

 

Momento de la llegada de Miguel Ángel Fernández Ordóñez a la Audiencia Nacional acompañado de su abogado. - JUAN MANUEL PRATS

P. ALLENDESALAZAR / A. VÁZQUEZ
16/03/2017

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, exgobernador del Banco de España, ha asegurado este jueves en la Audiencia Nacional que "ni conocía ni tenía por qué" conocer, según fuentes presentes en la sala, los correos en que José Antonio Casaus, inspector jefe del organismo en Bankia, alertó en al menos cuatro correos entre abril y mayo del 2011, semanas antes de la salida a bolsa del banco en julio, de que el grupo financiero no tenía futuro y podía acabar nacionalizado, como sucedió finalmente.

Los mails de Casaus iban dirigidos a su superior, el también imputado coordinador de departamento de supervisón Pedro Comín. Este ya declaró el martes ante el juez de instrucción Fernando Andreu que no había reenviado los mails a la cúpula de la institución pero que él y su superior, Pedro González, hicieron conocer su contenido a Fernández Ordóñez y, sobre todo, al subgobernador Javier Aríztegui, que también ha declarado este jueves antes el juez. Sin embargo, alegó que eran solo opiniones personales sobre el futuro de la entidad que no compartían sus superiores, los responsables de la supervisión.

Tanto el exgobernador como su entonces segundo han defendido que las cuentas de Bankia en el momento de la salida a bolsa eran correctas. Su declaración, así, coincide con la de todos los exdirectivos del Banco de España investigados que están pasando estos días por la Audiencia Nacional, defendido la corrección de los resultados en contra de lo sostenido por los inspectores del supervisor que ejercen como peritos del juez, que las consideran falseadas. Son las cuentas que se tuvieron en cuenta en su salida a bolsa y su corrección o no es la base de la investigación judicial iniciada hace casi cinco años.

CULPA DE LA RECESIÓN

Ordóñez y Aríztegui también han alegado que la caída de Bankia, que tuvo que ser nacionalizada en la primavera del 2012, no se debió a los problemas ocultos en su balance, sino a la vuelta de la economía a la recesión en la segunda mitad del 2011. Como máximos responsables del Banco de España, los dos imputados fueron los responsable de avalar las cuentas que se incluyeron en el follero de la operación que aprobó la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cuyos máximos dirigentes de la época, Julio Segura y Fernando Restoy, también están imputados y han defendido su actuación ante el juez.

Los correos de Casaus fueron claves en la decisión de la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional de obligar a Andreu, en contra de la opinión y de la del fiscal Alejandro Luzón, a investigar a los exaltos cargos del Banco de España y la CNMV, por entender que había indicios "múltiples, bastantes y concurrentes de criminalidad”. El inspector declara también este jueves ante el juez, pero en condición de testigo.