+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Carta del obispo

Jornada de los pobres

 

Hace un año, el 13 de noviembre, el papa Francisco celebraba en la Basílica de San Pedro el Jubileo de la Misericordia dedicado a todas las personas marginadas. De manera espontánea, al finalizar la homilía, manifestó un deseo: «Quisiera que hoy fuera la jornada de los pobres». Nacía así la Jornada Mundial de los Pobres que, como fruto granado y recuerdo del Año Santo de la Misericordia, celebraremos a partir de ahora todos los años en toda la Iglesia, el domingo previo a la fiesta de Cristo Rey. Este año será el próximo 19 de noviembre.

Con esta jornada, el Santo Padre nos invita a toda la Iglesia, a todos los cristianos y también a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a escuchar el grito de ayuda de los pobres. Ellos son los destinatarios preferenciales de las palabras y gestos salvadores de Jesús y deben ser, también hoy, los destinatarios privilegiados de la vocación y misión de nuestra Iglesia. El lema elegido para esta primera Jornada son las palabras del apóstol Juan: «No amemos de palabra sino con obras» (1Jn 3,18).

Esta jornada tiene dos objetivos. El primero, estimular a los creyentes para que reaccionemos ante la cultura del descarte y del derroche, haciendo nuestra la cultura del encuentro; esta invitación se dirige también a los hombres y mujeres de buena voluntad, para que compartan con los pobres con acciones de solidaridad. El otro objetivo es promover una caridad que nos lleve a seguir a Cristo pobre y a un verdadero encuentro con el pobre que dé lugar al compartir como estilo de vida. La oración, el seguimiento de Cristo y la conversión de corazón encuentran en la caridad, que se transforma en compartir, la prueba de su autenticidad evangélica. El papa Francisco nos pide gestos concretos en esta jornada a cada uno individualmente, a las comunidades parroquiales, a las familias cristianas y a los movimientos, asociaciones y grupos.

*Obispo de Segorbe-Castellón