+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

San Fermín

Encierro veloz y limpio de la mano de la ganadería madrileña de Victoriano del Río Cortés

Un corredor habitual del encierro ha sido trasladado al hospital a causa de un traumatismo craneoencefálico leve

 

Imagen del sexto encierro de San Fermín 2018. - SUSANA VERA

EFE
12/07/2018

Los toros de la ganadería madrileña de Victoriano del Río Cortés han protagonizado un encierro, el sexto de las fiestas, veloz y limpio, como es habitual en ellos y sin heridos por asta de toro.

Hasta el Complejo Hospitalario de Navarra ha sido trasladado un corredor habitual del encierro con un traumatismo craneoencefálico leve y otro herido ha sido conducido al centro asistencial Doctor San Martín, según el parte médico facilitado por el servicio de Urgencias.

La lluvia de nuevo ha acompañado la carrera, que ha durado 2 minutos y 20 segundos, con una manada liderada en gran parte del recorrido por dos toros negros y cerrada por un castaño que, aunque se ha separado en algunos momentos de sus hermanos, no ha llegado a quedarse descolgado.

Con una menor presencia de corredores, se han vivido algunos momentos de tensión en la curva de la Estafeta al quedar algún corredor atrapado entre la pared y los toros, y en Telefónica donde uno de los victorianos ha caído momentáneamente al suelo muy cerca del vallado.

Puntual a las ocho de la mañana la manada ha partido de los corrales de Santo Domingo, perfectamente agrupada con un manso liderando el grupo, junto al que se ha situado desde los primeros metros un toro negro, que no ha abandonado la posición de cabeza.

Así han contactado con los primeros corredores y han realizado hermanados este tramo, aunque el toro castaño ha comenzado a quedarse un poco rezagado.

Ya en la plaza Consistorial el toro negro ha tomado la delantera y ha comenzado a liderar el grupo que ha atravesado este lugar con gran rapidez lo que ha provocado que uno de ellos resbalara al entrar en Mercaderes, aunque se ha levantado rápidamente.

A gran velocidad han cruzado esta calle y se han dirigido hacia la curva de Estafeta, que han salvado sin caídas, aunque con el susto para algunos corredores que al principio de la calle se han visto emparedados.

Temas relacionados