+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA LUCHA CONTRA EL MACHISMO

El Gobierno plantea que la relación sexual sin un ‘sí’ sea violación

Las muertes por malos tratos en el ámbito familiar computarán de forma global y no por años . La vicepresidenta del Ejecutivo anuncia una ley más dura para frenar las agresiones sexuales

 

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, antes del inicio de su comparecencia en el Congreso. - DAVID CASTRO

PATRICIA MARTÍN
11/07/2018

El Gobierno quiere colocar a España entre los países con legislaciones más severas en contra de las violaciones. Tras la ola de rechazo que provocó la sentencia de la Manada, que condenó a los cinco sevillanos por abuso sexual y no por agresión, que conlleva penas más duras, al considerar que no hubo ni violencia ni intimidación, el Gobierno del Partido Popular encargó a una comisión de expertos revisar la tipificación de los delitos sexuales. Más de dos meses después, el Ejecutivo de Pedro Sánchez marcó ayer martes el camino de la reforma: que toda relación sexual que no cuente con el consentimiento explícito de la mujer sea considerada violación o agresión sexual, el término usado legalmente.

El Gobierno quiere llevar al Código Penal el solo un sí es sí o no es no que se expresó en las calles y muchas de las pancartas tras la sentencia y la posterior libertad provisional de los acusados.

CONSENTIMIENTO EXPRESO // «Si una mujer no dice expresamente sí, todo lo demás es un no», argumentó la ministra de Igualdad y vicepresidenta, Carmen Calvo, quien se mostró dispuesta a que el «lema» del consentimiento expreso que ha marcado la reciente reforma del Código Penal sueco y que está estudiando poner en práctica Alemania, en busca de que haya sentencias más severas en las agresiones sexuales, se traslade también a la legislación española. En su opinión, solo así se preserva la «autonomía, libertad y respeto a la persona y sexualidad» de la propia víctima.

Carmen Calvo precisó que el Gobierno buscará «blindar» la ley de forma que no haya «riesgos interpretativos» por parte de los jueces, cuya formación en materia de igualdad y violencia machista el PSOE ha impulsado mejorar a través de una reforma de la ley orgánica del poder judicial. Además, el Ejecutivo estudia «cómo acompañar mejor» a las víctimas de la violencia sexual «en su defensa» en los tribunales.

Asimismo, Calvo se mostró dispuesta a reforzar la educación sexual y reproductiva en los colegios, para evitar que la «pornografía» sea el modelo de muchos jóvenes en cuanto a las relaciones afectivas. En este sentido, el Gabinete de Sánchez quiere introducir una asignatura de «valores cívicos» donde se instruya a los alumnos en la igualdad y respeto de la diversidad de género.

ASESINATOS // Calvo hizo estos anuncios en una comparecencia en la Comisión de Igualdad del Congreso destinada a dar cuenta de sus planes, en la que comenzó su intervención expresando su rechazo a los cuatro asesinatos machistas que se han producido en los últimos días, antes de que se conociera el crimen múltiple cometido por un hombre en Francia contra su mujer y sus suegros españoles, así como su hijo. En este contexto, la también vicepresidenta avanzó que, a partir de ahora, las víctimas mortales del maltrato se computarán de forma global desde que hay estadísticas, y no por años. Y el negro balance asciende a 945 asesinadas. El objetivo de esta medida es visibilizar aún más el problema porque «la sociedad necesita saber y el cómputo es tremendo, enorme, cuando una sola tragedia ya es mucho», argumentó.

La ministra se comprometió además a poner en marcha las medidas contenidas en el pacto de Estado contra esta lacra rubricado en el mes de septiembre y cuya puesta en marcha se ha dilatado por la falta de presupuestos y el cambio en el Gobierno.

Por último, la Calvo anunció que ha encargado a la Real Academia Española (RAE) un estudio para mejorar la perspectiva de género en la Constitución.