+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

se le perdió el rastro el 1 de enero en cuzco

Buscan en un río el cuerpo de la valenciana desaparecida

Dos hombres dicen que la arrojaron al agua «por temor» tras su accidental muerte

 

La valenciana Nathaly Salazar. -

EFE
15/01/2018

La Policía Nacional del Perú (PNP) ha detenido a dos personas y busca en un río caudaloso de la región de Cuzco el cuerpo de la joven valenciana de origen ecuatoriano Nathaly Salazar, desaparecida desde el pasado 1 de enero mientras visitaba esa zona.

Un portavoz policial informó de que los dos arrestados son el dueño y un trabajador de un servicio de transporte rústico elevado similar a un teleférico, que ofrecía a los turistas una visión panorámica del Valle Sagrado de los Incas. Los dos presuntos implicados fueron arrestados el sábado por agentes del Departamento de Investigación Criminal (Divincri) de la PNP en la localidad de Maras, cercana al sitio que Salazar dijo que iba a visitar el pasado 1 de enero, cuando se comunicó por última vez con su familia residente en València.

GOLPE MORTAL // Los detenidos aseguraron que la joven «sufrió un accidente que le causó la muerte», al golpearse mientras usaba el aparato, que consiste en una canastilla sostenida con cables elevados, y que, «por temor», ambos tomaron la determinación de ocultar su cadáver y luego arrojarlo a las aguas del río Vilcanota-Urubamba, en un sector conocido como Paucarbamba.

Después de conocer su testimonio, los agentes de la Divincri, que son acompañados por dos miembros de la Guardia Civil española llegados especialmente al Cuzco para investigar el caso, continúan con la búsqueda del cuerpo con autorización del Ministerio Público.

Los padres de Nathaly llegaron a Perú el pasado martes, con la intención de sumarse a la búsqueda que se hace en el Cuzco y, según indicó su madre, Alejandra Ayala, el 31 de diciembre pasado fue la última vez que tuvo comunicación con ella, quien le aseguró que estaba «bien y feliz».

Además, precisó que Nathaly, de 25 años y con estudios de Educación Física, tenía planeado seguir conociendo otras ciudades del país luego de visitar el Cuzco. Según la información policial, el 2 de enero la joven llegó al sitio arqueológico de Moray y de ahí se dirigió a Maras, para luego seguir a pie hasta Cacllaracay.