+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SOLO 40 optan por esta posibilidad

Apenas el 1% de los padres de la provincia comparte baja maternal

La excedencia es cosa de mujeres y tan solo la solicitan 34 hombres cada año. El permiso dura 16 semanas y a partir de la sexta lo pueden repartir entre los dos

 

El cuidado de los niños sigue siendo en la provincia mayoritariamente cosa de mujeres. - MEDITERRÁNEO

E. AGUILAR
08/12/2017

La baja o permiso por nacimiento sigue siendo una situación que en Castellón, para bien y para mal, afecta básicamente a las mujeres. Tanto el padre como la madre tienen derecho a no trabajar durante varias semanas posteriores al parto. Pero aunque hay un periodo que pueden compartir, los datos oficiales demuestran que muy pocas veces lo hacen.

La parte intransferible de la baja por nacimiento es de seis semanas en el caso de la mujer (tiempo que se considera imprescindible para su recuperación) y de cuatro en el caso del hombre. Ambas son ampliables cuando hay partos múltiples y cubren también los procesos de adopción, tutela y acogimiento. La parte que se puede compartir es de 10 semanas, en el bien entendido de que el derecho a disfrutarlas corresponde a la madre y, por lo tanto, ella tiene la última palabra. Si decide ceder parte de ese tiempo a su pareja y esta lo acepta, debe comunicarlo a la Seguridad Social.

Sin embargo, y a pesar de que la posibilidad existe, todavía son muy pocos los padres de Castellón que deciden compartir la baja por nacimiento. Un dato: de los 2.321 permisos de maternidad gestionadas en Castellón entre enero y junio de este año, tan solo 36 fue compartida, según cifras del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Es decir, apenas el 1,12% de los padres de la provincia comparte el permiso de maternidad con la madre. No obstante, y aunque las cifras siguen siendo muy bajas, poco a poco las cosas están cambiando. El año pasado, la proporción de padres que compartieron el permiso con su pareja todavía fue algo más bajo, del 1,08%.

LAS EXCEDENCIAS, PARA ELLAS // Con las excedencias para el cuidado de los hijos ocurre más de lo mismo. En el 2016, un total de 541 personas de Castellón solicitaron y se acogieron a una excedencia laboral por cuidado familiar y, de ellas, 507 fueron mujeres. Solo 34 eran hombres. O dicho de otra manera: el 94% de las excedencias sigue recayendo sobre la mujer. Y este 2017 la tendencia es la misma: el hombre apenas supone el 5%.

Que la conciliación sigue siendo un problema a resolver, pese a los tímidos avances de los últimos años, es algo que defienden los expertos y constatan los últimos estudios. El primer Barómetro de la Conciliación en España, publicado hace muy pocas semanas por la Fundación Masfamilia, constata que desde el año 2008 se ha retrocedido cinco puntos porcentuales y el 47% de los españoles constata la evolución negativa de la conciliación de la vida familiar y laboral. ¿Consecuencia? Más del 40% de los entrevistados confiesa que tiene menos hijos de los deseados.