Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El TSJCV desestima los recursos tanto del fiscal, como de la acusación particular

Ratifican la absolución a un padre de Vila-real por abusos

El hombre se enfrentó a cuatro años de cárcel por una supuesta conducta sexual

La Policía Nacional de Vila-real llevó a cabo la detención del varón tras la denuncia de la madre. Mediterráneo

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) ha confirmado la absolución de un padre de Vila-real, a quien su exmujer acusó de abusos sexuales a su hija menor cuando esta tenía dos años. El alto tribunal valenciano ha desestimado los recursos interpuesto tanto por la Fiscalía Provincial, como por la acusación particular y ratifica el fallo de los magistrados de Castellón respecto a J.A.B., natural de Burriana.

El tribunal castellonense no creyó probado en la sentencia de origen --adelantada por este diario hace ahora un año-- que el hombre, para quien la Fiscalía Provincial pedía una pena de cuatro años de prisión, diera golpecitos con su miembro viril a la menor de sus hijas mientras ella estaba desnuda. Según la sentencia a la que tuvo acceso este periódico, «existen dudas razonables que impiden llegar al convencimiento de la realidad de los hechos imputados» y es que los magistrados señalan que la versión de la víctima y de su hermana mayor --aunque también menor-- podrían estar sugestionadas e inducidas.

De hecho, la Audiencia señala en la sentencia que resulta llamativo que la hermana mayor, supuesta testigo de los abusos, «pasa de una versión a otra con total naturalidad, como si se limitara a hacer lo que le piden que haga».

El padre siempre negó los hechos y acusó a su mujer de instrumentalizar el proceso judicial contra él para quedarse con la guarda y custodia de las dos hijas. Según la defensa, ejercida por el abogado Alfonso Barreda, inmediatamente después de la denuncia por presuntos abusos sexuales, se presentó la demanda civil articulada, en gran parte, en función de los supuestos tocamientos.

El procesado, ahora absuelto de todos los cargos, incidió durante su interrogatorio en que la pareja había hablado de separarse antes de presentar la madre la denuncia por supuestos abusos. La mujer, según la versión del marido, no admitía no quedarse con la custodia exclusiva de las niñas.

La Audiencia Provincial pone en evidencia, asimismo, ciertas incoherencias en el testimonio aportado por la abuela materna en el juicio oral del pasado mes de noviembre --respecto a lo declarado en instrucción--.

El entorno del padre vuelve a celebrar la decisión judicial, que le es favorable por segunda vez, tras cuatro largos años de «calvario» y «juicio público» para el hombre, cuya relación con sus hijas se ha visto seriamente afectada por la causa, dicen las mismas fuentes consultadas por este diario. La defensa del hombre ahora absuelto siempre mantuvo que la denuncia era «falsa» y estaba enfocada exclusivamente a conseguir «medidas provisionales favorables a su interés en el divorcio». 

Compartir el artículo

stats