La empresa Think Textil, que asumirá el control de la castellonense Marie Claire con tal de dar viabilidad a la compañía tras años de problemas financieros, tiene vínculos con Inditex, empresa matriz de Zara. Con esta operación, la empresa tratará de garantizar los puestos de empleo que resultan clave en especial para la economía del interior de la provincia con la planta que alberga Vilafranca.

¿Qué sabemos de Think Textil?

Es una compañía con más de 15 años de trayectoria y experiencia en el sector que está formada por más de 1.000 personas, aunque su mayor potencial es la vinculación que mantiene con el imperio Inditex, propietario de conocidas firmas de moda como Zara.

Según informa Think Textil en su página web corporativa, la empresa tiene sedes en Arteixo --localidad donde tiene su central Inditex--, Zaragoza o Barcelona. La compañía se dedica al acabado y logística textil, incluyendo entre sus operaciones el etiquetado de prendas, planchado, embolsado, costura o alarmado. Asimismo, entre sus actividades logísticas se encuentran el transporte de mercancías la logística inversa o el comercio electrónico, entre otras.

La compañía se define como una empresa «altamente profesional, especializada, flexible, transparente, orientada tanto a objetivos, como a personas, y caracterizada por aportar el máximo valor en todas las operaciones que realizamos». Además, Think Textil destaca el factor humano como su principal elemento diferenciador en el mercado.

El potencial de esta mercantil y la capacidad de innovación es uno de los principales puntos a favor para tomar el control de Marie Claire. Con ello podrá beneficiarse de años de experiencia en el sector textil, una forma de trabajar completamente afianzada desde muchas generaciones atrás o un centro logístico que podría ejercer como punto de expansión en toda la vertiente mediterránea, pues las instalaciones de la castellonense en Borriol tienen una fácil conexión con infraestructuras como la autovía A-7 o el aeropuerto de Vilanova d’Alcolea.