Después de que la provincia de Castellón viviera este domingo una jornada complicada por las tormentas y las ingentes acumulaciones de agua en muchos puntos, con especial relevancia a las inundaciones que vivió Benicàssim, las lluvias no han dado tregua y el riesgo de nuevas inundaciones sigue bien presente.

De hecho, esta misma tarde del lunes se están registrando tormentas en puntos como la Vall, Nules o Moncofa, que han obligado ya a intervenir a los bomberos. La actuación de los servicios de emergencias más significativa, hasta el momento, se ha producido en Nules, donde los efectivos del Consorcio Provincial, del parque de la Plana Baixa, han sido requeridos para rescatar a dos jóvenes que se habían quedado atrapadas en su coche cuando trataban de pasar por el paso subterráneo bajo la vía del tren del Camí la Mar.

Imagen del coche atrapado en Nules en el Camí la Mar. Mediterráneo

Se trata de un vial especialmente vulnerable y sensible en época de fuertes lluvias, ya que suele anegarse con cierta facilidad y está señalizado precisamente para advertir de ese riesgo, pero la imagen de coches atrapados suele repetirse con asiduidad. Según informan desde el SIAB, las dos chicas han podido salir por su propio pie del vehículo. Es la única incidencia destacada en la localidad, confirma el alcalde, David García.

El temporal también ha hecho mella en la Vall. Mònica Mira

Otro municipio que se ha visto afectado por la intensidad de las precipitaciones es la Vall d'Uixó, donde los bomberos también se han movilizado para realizar un achique de agua en la base del SAMU, ubicada en un polígono industrial, además de retirar un árbol caído en la calle. No en vano, avisan los bomberos, las lluvias están siendo acompañadas por un fuerte viento.

Entre las incidencias más destacadas en esta localidad, está el cierre de les Coves de Sant Josep, ante el riesgo de un más que previsible aumento del nivel del río subterráneo, el Ayuntamiento y en la web de las grutas han anunciado el cierre «hasta próximo aviso, dadas las fuertes lluvias y el riesgo de inundación».

El consistorio ha reportado la caída de varios árboles y desprendimientos de escasa relevancia en las fachadas de algunos edificios pero, a pesar de lo intensidad de las precipitaciones y de que en el momento álgido de la tormento muchas zonas del municipio presentaban verdaderas cascadas de agua, con escenas como la avenida Jaume I completamente inundada, los problemas no han ido a más.

Resumen de los trabajos de los bomberos del Consorcio este lunes en Moncofa

Piden a la gente que no salga de casa

Las precipitaciones no han anegado solo calles en la Vall, también en Moncofa, donde los conductores se han visto sobrevenidos por un fuerte chaparrón y los viales están «totalmente inundados», advierten desde el consistorio. «Rogamos a la población que sea prudente y no salga de casa aunque la tormenta está remitiendo», han publicado desde el Ayuntamiento moncofense a través de sus redes sociales. Momentos y problemas similares se han vivido en el municipio vecino de Xilxes.

Calles inundadas en Moncofa Mediterráneo

Tampoco se han escapado de los efectos de este fenómeno meteorológico en la localidad de la Llosa, donde el alcalde, Ximo Llopis, informaba de numerosos desperfectos provocados por la fuerte tromba, como caída de varios árboles, y la inundación de calles y caminos rurales. Como ha sucedido en Moncofa, Llopis ha pedido precaución a sus vecinos a la hora de desplazarse, para evitar un aumento de los problemas en las zonas afectadas. Los trabajadores municipales tratan de subsanar los daños.

Las calles de la Llosa también han quedado inundadas tras la tromba de agua caída esta tarde. MEDITERRÁNEO

En Almenara, la alcaldesa, Estíbaliz Pérez, informaba a través de sus redes sociales de la caída de varios árboles e incidencias por la inundación de varias zonas. Como sus homólogos de Moncofa y Xilxes, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad, «todavía tenemos que ir con mucha precaución», ha señalado, al tiempo que ha destacado el trabajo de la brigada de obras municipal, que se está dedicando a recorrer el término «intentando que todo vuelva a la normalidad».

La brigada de obras del Ayuntamiento de Almenara lleva toda la tarde atendiendo incidencias, como la caída de árboles. MEDITERRÁNEO

Todo el territorio de la provincia de Castellón estará durante casi todo este lunes en situación de alerta máxima naranja por riesgo de fuertes descargas de agua, con precipitaciones que pueden acumular 40 litros por metro cuadrado en una hora y que podrían ir acompañadas de granizo, según apuntan las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Una decena de provincias del tercio este peninsular estarán este lunes en aviso de distintos tipos por lluvias y tormentas. En concreto, en aviso naranja (riesgo importante) estarán Teruel, Tarragona y Castellón, mientras que se ha decretado aviso amarillo (riesgo) en Huesca, Cuenca, Guadalajara, Barcelona, Girona, Lleida y Valencia.

Benicàssim fue el punto en el que la fuerza de las trombas de agua alcanzó su máximo durante el domingo, con más de 150 litros por metro cuadrado caídos en menos de 24 horas, lo que provocó escenas de caos sobre todo en la zona más poblada en este mes de agosto, las villas. Por la tarde del domingo se sucedieron las tormentas en otros puntos de la provincia, aun que ya con valores más moderados, aunque muy importantes. Así, Borriol acumuló 3,4 litros por metro cuadrado en solo una hora, lapso en los que se acumularon 2,4 litros en Vistabella o dos en la capital de la provincia, Castelló.