Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SOCIEDAD

Los divorcios vuelven a dispararse y alcanzan los 4 al día en Castellón

Tras el descenso del 2020 por el parón de la justicia y la crisis, de enero a junio se han roto casi 700 matrimonios

Los divorcios vuelven a repuntar este 2021 en Castellón

La pandemia se ha llevado por delante vidas, negocios y también decenas de matrimonios. Tras el parón del 2020, año en el que las rupturas cayeron un 20% en Castellón como consecuencia del estado de alarma y el cierre de la justicia, este ejercicio las cifras han vuelto a remontar y amenazan con saturar aún más los ya de por sí colapsados juzgados de la provincia. Y los abogados avisan: en lo que queda de año los divorcios y separaciones seguirán al alza.

Durante los seis primeros meses de este año, y según datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se presentaron 678 demandas de disolución matrimonial en Castellón, casi un centenar más que en el mismo periodo del año anterior. O dicho de una manera mucho más gráfica: cada día se rompen cuatro parejas, una cifra que pese al incremento todavía no alcanza la registrada en el primer semestre del 2019, cuando las disoluciones superaron las 750.

Septiembre, mes de las rupturas

A quienes en Castellón se dedican a la gestión de separaciones y divorcios estos datos no les sorprenden. «Tras el parón del 2020, este año las demandas se han disparado y más que lo harán», explica Maribel Marca, abogada del despacho Marca Claramonte de Castelló. Y parte de la culpa de que las rupturas vuelvan a crecer la tiene el exceso de convivencia, que suele actuar como un potente corrosivo para las relaciones de pareja. «A la vuelta de vacaciones es cuando los bufetes recibimos más consultas sobre divorcios. Este septiembre hay un incremento fuerte y a eso se une que muchas parejas, después de pasar tanto tiempo en casa por el confinamiento, se han dado cuenta que quieren separarse», argumenta Marca.

La pandemia ha supuesto un duro examen para muchas parejas de Castellón y es justo ahora, con fantasma de los ERTE mucho más alejado y en plena recuperación económica, cuando deciden consumar el divorcio. «Este año hay una absorción de casos y muchas demandas que no se presentaron en pandemia van a llegar a los juzgados este año», explica José Gabriel Ortolá, letrado y  miembro de la Asociación Española de Abogados de Familia (Aeafa).

"Este septiembre hay un incremento fuerte y a eso se une que muchas parejas, después de pasar tanto tiempo en casa por el confinamiento, se han dado cuenta que quieren separarse»

Maribel Marca - Abogada

decoration

Los sentimientos pesan y el dinero, también. Divorciarse no es barato y si la ruptura es contenciosa todavía resulta más cara. Quizás eso explica por qué más del 65% de los procesos son de mutuo acuerdo. En este caso el costes oscila entre los 600 y los 2.500 euros y tres meses de trámite. Los contenciosos cuestan casi el triple. 

Sin juzgados de familia

Cada año se divorcian en Castellón entre 1.000 y 1.300 parejas y en la provincia solo existe un partido judicial con juzgado especializado en asuntos de familia. Lo dicen los abogados que llevan años reclamando más medios. «En la ciudad de Castelló hay dos juzgados de familia, los números 7 y 9, pero el resto de partidos no tiene y lo ideal sería que hubiera al menos uno», insisten los letrados que recuerdan que esta es una vieja reivindicación que continúa sin estar resuelta.  


Compartir el artículo

stats