Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cara y la cruz de los presupuestos del Estado para Castellón

Apenas se han llevado a cabo actuaciones de parcheo tras los daños por los temporales en el litoral sur. Mediterráneo

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el 2021, primero que se presenta en el Congreso dentro del ejercicio legalmente correspondiente desde los del año 2016, mantiene la línea de objetivos para las principales inversiones que venían planteando las cuentas y, a la vez, su lectura arroja luces y sombras en lo que respecta al dinero que se destina a la provincia de Castelllón.

Del lado positivo, el protagonismo se centra, sin duda, en el puerto, que no solo recibe inversiones de más de 24 millones de euros en el próximo ejercicio, sino que acapara casi 47 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), dotado con fondos europeos, de manera que, si bien la asignación para el 2022 es la más reducida, ya están reservadas las mayores cuantías para los ejercicio subsiguientes, al menos hasta el 2025.

También forma parte de la mejor cara para Castellón del documento la previsión de gasto en todo lo que tiene que ver con el corredor mediterráneo, ya que Adif incluye una partida de casi 77 millones de euros para el cambio de las vías al ancho internacional entre Vandellós y València, así como otra de 8 millones para mejoras en la línea con la utilización de fondos europeos.

El peor lado de las cuentas

Si el puerto y el Corredor son la cara del proyecto de Presupuestos desde el punto de vista de la provincia, una de las ausencias más llamativas para el 2022 es la de dinero suficiente para abordar de forma eficiente el grave problema de la regresión de la costa sur de la provincia, donde apenas se ha empezado a trabajar en un punto. Almenara, donde ya se están ejecutando los espigones, aunque con diez años de retraso.

Mientras, el resto del sur del litoral provincial ve degradarse de forma progresiva el litoral, mientras, una vez más, las cuentas del Gobierno incluyen partidas claramente insuficiente que apenas suman 356.000 euros para luchar contra la regresión.

Por otra parte, las cuentas no incluyen ni la prolongación de la CV-10 hasta Tarragona, que sale por segundo año consecutivo de las cuentas del Gobierno, ni dinero para permeabilizar la A-7 con las conexiones prometidas tras la liberalización de la vía; ni recursos para al menos redactar el proyecto que complete el recorrido hasta Morella en la N-232 desde Castellón. Tres puntos negativos.

Los detalles de las inversiones para Castellón

Compartir el artículo

stats