Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP advierte que su abstención será «vigilante» y «no es un cheque en blanco»

La Diputación refuerza la imagen de consenso con los «presupuestos de la recuperación»

PSPV y Compromís aprueban unas cuentas «expansivas e históricas» para 2022

La Diputación aprobó un presupuesto para 2022 de 177,8 millones sin votos en contra. En la imagen, PP y Ciudadanos en el momento de abstenerse. Andreu Esteban

Tal y como desveló Mediterráneo en la previa, la Diputación de Castellón aprobó ayer martes los presupuestos para 2022 sin votos en contra. El equipo de gobierno que forman PSPV y Compromís aprobó unas cuentas «expansivas e históricas» que alcanzan los 177,8 millones para «avanzar en la senda de la recuperación económica», en palabras del presidente José Martí, que agradeció a PP y Ciudadanos la abstención por «el mensaje» que se traslada a la ciudadanía. «En la medida de lo posible, caminar juntos hacia una misma dirección», dijo. 

«Hemos hecho los deberes», sentenció el presidente. Martí destacó el hecho de haber cumplido los plazos al aprobar las cuentas del 2022 en el último pleno del 2021 «Son unas cuentas públicas que tienen la vocación de ser de todos», añadió. «Son los presupuestos que necesita la provincia de Castellón para superar definitivamente los tiempos oscuros y difíciles de la pandemia», sentenció.

Martí pronunció su parlamento justo después de la votación. En la previa explicación de voto, el diputado de Hacienda, Santiago Agustí, tiró de datos para poner en valor las cuentas. Los casi 178 millones aprobados suponen 9,5 millones de euros más que en 2021, cifra que porcentualmente representa un incremento del 5,66%. En comparación con las cuentas públicas de 2019, las últimas elaboradas por el anterior equipo de gobierno, el aumento es de 34,6 millones de euros y del 24%. Están «diseñadas para continuar avanzando en la recuperación social y económica de la provincia», remarcó.

Cuatro ejes 

Los presupuestos, como explicó Agustí, se estructuran en torno a cuatro ejes básicos: municipalismo, ciudadanía, crecimiento y sostenibilidad. Este último punto fue destacado especialmente por su socio en el equipo de gobierno, Ignasi Garcia. El dirigente de Compromís argumentó que estas cuentas «van asentando las bases para preparar esta institución para la revolución sostenible, inevitable, que supondrá grandes cambios en nuestro estilo de vida, nuestra sociedad, nuestra economía y la manera en que tenemos que relacionarnos con nuestro entorno».

«Son los presupuestos más ambiciosos de la historia de la Diputación», aseveró Garcia, quien destacó también que buscan alianzas con otras instituciones y premian a los ayuntamientos que aplican los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El de Compromís valoró «el pilar básico» del Fondo de Cooperación, y recordó la necesaria reforma de la financiación, no solo autonómica, sino también municipal.

Como estaba previsto, la oposición apoyó implícitamente las cuentas con la abstención. El PP valoró que se hayan tenido en cuenta algunas de sus propuestas, pero tanto Vicent Sales, que se despedía como portavoz, como posteriormente Marta Barrachina, advirtieron que esa abstención no supone «un cheque en blanco», sino que será «vigilante». «No son nuestros presupuestos, pero tenemos que contribuir a la recuperación», resumió Sales. También se apuntó a la abstención Ciudadanos, por mediación de su portavoz Cristina Fernández, quien, pese a todo, echó de menos medidas para jóvenes emprendedores y autónomos. 

Compartir el artículo

stats