Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RADIOGRAFÍA DE LOS MUNICIPIOS DE MÁS DE 10.000 HABITANTES EN LOS ÚLTIMOS 15 AÑOS

El reciclaje avanza en Castellón con 91 kg por habitante

La recogida separada de envases, vidrio, cartón y ecoparque supera ya a los niveles prepandemia

Mercat municipal. Vinaròs fue pionera en la Comunitat, junto a València, en tener una máquina de reciclaje Reciclos, con recompensas de carácter medioambiental o social.

Los hábitos de reciclaje en los hogares de Castellón han crecido durante estos años de pandemia y el primer avance del 2021 es optimista, con una media de 91 kilos por habitante de residuos listos para reciclar, como resultado de un aumento de la recogida selectiva de envases, vidrio y cartón (36,6 kilos) y de basura electrónica de todo tipo depositada en los ecoparques (54,4 kilos).

Son datos correspondientes al conjunto de la Comunitat, con una media extrapolable a las tres provincias, según los datos aportados por la Conselleria de Transición Ecológica para el periodo acumulado de enero a septiembre de este año, «con una recogida selectiva que ya está ya un 16% por encima de los datos del 2019, para los mismos meses».

Casas y pymes, más concienciadas

¿Qué evolución se ha experimentado en estos últimos años? Entre Castellón, Valencia y Alicante se recogieron en el 2019 --en ese periodo de nueve meses-- 170.570 toneladas de envases, vidrio y cartón (34,2 kilos por habitante); un año después, en plena pandemia, escaló un poco más, a 172.203, pero al ampliar la cifra de habitantes la media quedó similar (34,2). Y en este 2021 la tendencia es a ir a más: 184.698 toneladas recogidas de forma selectiva en la Comunitat (36,6 kilos por ciudadano).

Benicàssim suma un nuevo ecoparque móvil en la zona sur Mediterráneo

Ecoparques en línea ascendente

Si se analizan los residuos depositados en los ecoparques, la curva repite su trazado ascendente: 223.211 toneladas en el 2019 (44,8 kilos por persona); 249.738 en el 2020 (49,6 kilos); y 274.711 en el 2021, tres años consecutivos al alza y con récord respecto a la etapa prepandemia: 54,4 kilos.

«A la tradicional recogida separada de los iglús verdes, se suman las nuevas separaciones en ecoparques y en las plantas de tratamiento que está implantando el Consell, de modo que se está consiguiendo además obtener materiales orgánicos de mejor calidad en las plantas de tratamiento de residuos domésticos mezclados», señalaron desde Conselleria.

Reciclaje en Castellón Luis Martín

Evolución en los municipios de más de 10.000 habitantes: 2015-2020

  • Los municipios de más de 10.000 habitantes de Castellón con más alza del reciclaje de envases son la Vall d’Uixó (multiplicado por 8) y l’Alcora (por 5), según el informe de Ecoembes, tomando como referencia la evolución en los últimos 15 años, del 2005 al 2020.
  • La tasa más alta de kilos de cartón recogidos de forma selectiva por habitante y año, en el 2020, se da en Vinaròs (22 kg), Benicarló (21) y Benicàssim (20).
  • Nules es la población donde más cuota de usuarios depositó erróneamente residuos en el contenedor amarillo (envases de plástico, latas y bricks) (un 29,6%); mientras que donde se le dio un mejor uso, al ser más baja la tasa, fue en Castelló (18,1%) y Vinaròs (21,4%).

Proyecto Telefónica-Ecoembes: Contenedores con sensor

Contenedor amarillo con sensor inteligente. Mediterráneo

Telefónica Tech y Ecoembes han impulsado un proyecto innovador y pionero, al crear unos contenedores amarillos inteligentes. Cuentan con un aro con sensores que reconoce el código de barras del envase e identifica qué tipo de residuo se deposita dentro de ellos, permitiendo así premiar a los usuarios con recompensas ambientales y causas sociales (dentro del sistema Reciclos). Los aros están conectados con 5G Narrow Band de Telefónica Tech y hacen posible las lecturas, las transmiten a plataformas de gestión de datos y se obtiene la trazabilidad. Telefónica avanzó que «en Castellón, aún no se han instalado contenedores sensorizados, si bien sí está previsto más adelante, sin fecha concreta. Pero serán sensores para contenedores de basura orgánica que detectan el nivel de llenado y avisan cuando está casi para que pase el camión de recogida».

El vidrio, con ratios altas

Otro dato relevante es la evolución del vidrio. «Las ratios de recuperación de este tipo de residuos en la Comunitat, entre envases de un solo uso y reutilizables, van a ser ya en este 2021 --hasta septiembre--, de las más altas de toda España. Incluyen al canal Horeca (hoteles, restaurante y cafeterías) y en el 2020, con la pandemia, sí se notó un descenso de recogida de vidrios y cartones, con el descenso de actividad de comercio y hostelería en general por el covid-19. De 73.707 toneladas de recogida selectiva de vidrio entre enero y septiembre del 2019, se bajó a 70.162 en el año del confinamiento estricto y las restricciones más duras, y se ha recuperado con creces en este, con 74.007.

Desde la Administración autonómica destacaron también que «se están registrando incrementos de recogida separada de envases ligeros a través de una ampliación importante del servicio (por ejemplo, en Castelló y Alcalà de Xivert-Alcossebre, en la provincia; y en el resto de la Comunitat, en València, Orba, Pedreguer o Elche).

Más premios en el 2022

En los ecoparques se están dando incrementos «vertiginosos», sobre todo, donde se ofrece un incentivo económico al depositar un residuo. «Crecen un 10% interanual varias áreas de gestión como la C3/V1 (Algimia de Alfara--con municipios del sur de Castellón, del Alto Palancia y Plana Baixa--), la V2-Emtre o la V5 (COR)», indicaron. El Consell prevé que en el 2022 más del 50% de la población censada en la Comunitat tenga acceso a descuentos económicos directos por aportaciones separativas a ecoparques de la C1 (norte de Castellón)-C3/V1, V2-Emtre, V3, V4, V5 y A3; y otras en fase avanzada para su puesta en marcha (A1 y A2).

Máquina de recompensa en Burriana. Mediterráneo

De Burriana a Vinaròs

Como ejemplo de incentivos, en Burriana, en noviembre, la cooperativa ha sido pionera con una máquina mediante la cual los usuarios reciben tíquets para canjear en sus compras en el súper Taula, por el valor de los envases depositados. Y en agosto, Vinaròs, junto con València, fue el primer municipio en contar con una máquina de Reciclos (de Ecoembes), que recompensa el reciclaje de latas y botellas con premios sostenibles (sorteo de patinetes eléctricos y bicis, contribución a huertos escolares o al Banco de Alimentos, billetes de transporte, escapadas a la naturaleza) . Se extendió a ecoparques de Peñíscola y Torreblanca; y la meta es llevarlo a todos los mercados municipales: en el de Castelló ya funciona.

De forma paralela, Conselleria y las Diputaciones de Valencia y Castellón han activado la educación ambiental en pueblos de menos de 5.000 habitantes. En Castellón ya está dando sus frutos, pues la recogida selectiva de envases ligeros, papel y cartón ha crecido un 15% en 2021 respecto al 2019: de 856 a 989 toneladas. En la C2 (zona centro), que cuenta con ecoparque móvil desde hace poco, se ha disparado un 42%. 

Compartir el artículo

stats