Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

USUARIOS DENUNCIAN DIFICULTAD PARA PODER SOLICITAR UNA PRUEBA DIAGNÓSTICA O COMUNICAR UN POSITIVO

La atención primaria de Castellón se desborda pese a triplicar sus profesionales las consultas

Sindicatos sanitarios alertan de que médicos pasan de atender 30 a hasta 100 pacientes. Facultativos piden más refuerzos al traer ómicron mayor presión en los centros de salud

Colas como estas registradas este martes hacia el mediodía en el acceso al centro de salud Palleter de Castelló se repiten estos días en diferentes consultorios de toda la provincia.

Desbordada, colapsada y saturada son algunos de los adjetivos que utilizan los facultativos y sus representantes sindicales para describir la situación que atraviesa la atención primaria de la provincia de Castellón al dispararse los contagios pese a que los profesionales llegan incluso a triplicar las consultas que atienden a lo largo de un solo día.

Así coinciden varios representantes del colectivo sanitario. El delegado de Sanidad de CSIF, Francisco Artola, denuncia que «pese a que un facultativo suele tener de media entre 25 y 30 pacientes cada día para atender en su consulta, en centros de salud como el de Palleter de Castelló ha habido jornadas en los que un solo médico ha tenido que visitar a 104 personas que padecían patologías de tipo respiratorio».

Un escenario que, según el sindicato, también se repite en otros centros de la provincia. Es el caso de algunos de la capital de la Plana como «Pintor Sorolla o San Agustín, por citar algunos ejemplos, donde los médicos están viendo estos días cómo se duplica e incluso se triplica el número de pacientes que les están asignando cada día», indicó Artola, quien exigió a Sanitat más refuerzos.

Déficit

Desde UGT, Ana Tabernero valoró que «la carga asistencial es brutal en estos momentos por el auge de positivos» provocado por la variante ómicron, a lo «se suma la vacunación». Si bien, la representante sindical comentó que «la solución se da a largo plazo, pues con el covid se han visto los déficits estructurales de personal».

También desde Comisiones Obreras (CCOO), Encarna Barragán declaró a este diario que «con el repunte de la incidencia la atención primaria está más que desbordada y se necesitan más contratos además de los refuerzos ya incorporados». Añadió que la situación esta obligando a «dar citas lejanas a la ciudadanía, lo que se traduce en parte en un mayor descontento y, por ende, en más presión psicológica para los profesionales además del trabajo adicional que soportan», detalló.

Al final son los usuarios los que soportan la problemática. Uno de los efectos denunciados por los ciudadanos es la dificultad para contactar por vía telefónica con centros de salud y, por ende, acceder a pruebas de diagnóstico del virus, comunicar un positivo de un test de antígenos hecho en casa o solicitar una baja laboral. Otra es la demora en acceder a una cita, que llega a alcanzar hasta 10 días en algunos casos.

De hecho, ayer el Foro de Médicos de Atención Primaria de la Comunitat Valenciana se reunió con la Conselleria de Sanitat para «poner remedio al caos».

Compartir el artículo

stats