Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el proyecto ‘ITINERANT’, iniciativa de AVANT y la FVMP, persigue atajar LA DESPOBLACIÓN

Profesionales en ruta por los pueblos de Castellón

Son especialistas en su campo y no les importa echar kilómetros a diario para llegar a sus clientes dispersos por el Alto Palancia y prestarles servicios básicos

El proyecto Itinerant se ha ensayado con éxito en la comarca del Alto Palancia. Es una iniciativa autonómica pero Castellón fue la pionera.

Sin tienda ni farmacia ni consultas. Los servicios básicos en muchos pueblos del interior de Castellón eran hasta hace poco una utopía solo alcanzable si se disponía de coche y tiempo. Pero el Alto Palancia y los habitantes de sus municipios más pequeños por fin cuentan con una ventaja: formar parte del proyecto piloto Itinerant, apadrinado por la Agenda Valenciana Antidespoblación (Avant) de la Generalitat y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP). Tras crear una bolsa de profesionales casi a la carta, en base a las necesidades detectadas por los ayuntamientos, estos ofrecen este listado de confianza a sus habitantes, para que contraten estos servicios a domicilio, sin tener que desplazarse a grandes urbes.

Els Ports: próximo destino

«La coordinación absoluta es el éxito de Itinerant: de ayuntamientos, mancomunidad, FVMP y la Dirección General de AVANT de la Generalitat. Hay mucho trabajo detrás, sin coste económico, que da satisfacción». Es la reflexión de Jeanette Segarra, directora general de AVANT. Adelanta que en este 2022, se hará énfasis en «dar conocer más a estos profesionales de Itinerant y los servicios que prestan en sus comarcas con campañas publicitarias en medios y les vamos a asesorar, aunque hay una comisión de seguimiento, en la que ya participan». En Castellón, tras estar activo en 25 localidades del Alto Palancia, seguirán con Itinerant en Els Ports. En Valencia funciona en 22; y en Alicante, en 24.

Veterinaria, desde Almedíjar

Violeta de Vargas, veterinaria, con una clienta y su gato, presta consulta itinerante por el Alto Palancia. Mediterráneo

Violeta de Vargas (37 años), no dudó en apuntarse a Itinerant. Su currículum la ha llevado por Badajoz, València, Camerún,....y, ahora, Castellón, a Almedíjar, donde se trasladó hace un año con su hijo. «Para trabajar hago más kilómetros que antes, al recorrer varios pueblos. Pero me gusta. Es una atención cercana. Soy madre de familia monoparental y es positivo porque me permite poder organizarme para conciliar», cuenta. Con instagram y el boca a boca se dio a conocer en la zona, pero con Itinerant notó un impulso de las llamadas de clientes. «Algunos habían visto mi nombre y teléfono en el tablón del ayuntamiento, es algo que da garantías, estar en un proyecto con el respaldo de la Generalitat. Para mí, Teresa está siendo el pueblo estrella. No conocía a nadie. El consistorio y el pueblo me respaldan mucho», relató.

«Atender al animal en su casa le crea menos estrés. Y el dueño se evita un desplazamiento»

decoration

Visita todo tipo de animales, pero sobre todo, gatos y perros; y algún animal de granja, una cabra para desparasitar o una oveja para castrar, pero de particulares. «Varios municipios sí que quieren intentar agrupar para dar el servicio un día concreto, fijo, para pedir cita. Eso va bien para vacunas, etc. Pero para urgencias, que me llaman bastante, no», relató. Tiene satisfacción respecto al papel que desempeña: «Hay gente mayor que les supone un mundo ir con el animal hasta un veterinario y que vayas a su domicilio, es una ventaja. No tienen que desplazarse o coger un bus o coche. Y es menos estresante y positivo para la recuperación, sobre todo, de los gatos. Además, conoces el ambiente donde vive el animal, si vive con otros ejemplares, etc.». Y donde no llega, cuenta con la colaboración de una clínica donde trabajó (para radiografías, ecografías y cirugías, pues esto no se puede hacer en casa). 

Psicóloga en Caudiel

Esther Martínez, psicóloga, junto al vehículo rotulado con el innovador proyecto Itinerant. Mediterráneo

Esther Martínez (37 años) reside en Caudiel y es psicóloga especializada en Clínica y Salud, con formación en Terapia de Pareja desde el enfoque Gestalt y en Terapia Sistémica Breve. Ofrece a través de Itinerant servicios como terapia psicológica y acompañamiento en procesos emocionales para adolescentes y personas adultas, trastornos de conducta, estrés, ansiedad y depresión, miedos y fobias, problemas de pareja, etc. «Pero solo me han llamado dos personas, y son jóvenes. No se animan a recibir una consulta de psicología porque quizás les cuenta concienciarse sobre la salud mental y en pueblos pequeños aún se ve como algo muy difícil», reflexiona.

«La salud mental aún cuesta. Doy la opción de atender en el pueblo de al lado por privacidad»

decoration

Con todo, no se rinde y está ofreciendo alternativas. «Pues planteo la posibilidad de pasar consulta pero en el pueblo de al lado. Por ejemplo, si me llama alguien de Montán, pues voy a Caudiel a visitarlo. Es decir, yo me puedo desplazar hasta la vivienda sin problema pero hay gente a la que puede no agradar que ven a la psicóloga entrar en su casa». La opción de videollamada tampoco cala. «Aún cuando llevas este servicio a la puerta de una casa, la salud mental es algo que cuesta de ver. Cuando baje la incidencia covid, nos gustaría organizar una presentación para dar a conocer lo beneficioso de la atención psicológica y todas las opciones de privacidad», añadió.

Reparar en tiempo récord

Marcos García, durante la reparación de una antena.

Marcos García, durante la reparación de una antena. Mediterráneo

Marcos García Moreno (44 años), igual repara una antena en una terraza en Castellnovo; que una lavadora en Montán o un aparato de climatización en uno de los bares del interior del Alto Palancia, donde presta bastantes servicios.

"Muchos me dicen que se alegran porque por fin saben dónde acudir. Igual reparo la antena de una casa que la climatización de un bar"

decoration

Vive en Navajas y en su negocio se dedican a reparar electrodomésticos de uso cotidiano. «Vi que en el bando municipal pedían profesionales voluntarios para la bolsa de Itinerant y me presenté. He ganado clientes. Muchos me dicen ‘Ahora por fin tengo un sitio donde acudir cuando necesito que me reparan algo, pues muchos van hasta el ayuntamiento y desde allí me llaman».

Lleva 12 años trabajando en la zona. No había servicio técnico y los oficiales de las marcas venían de Valencia o Castelló, para avisos; la zona estaba desatendida. Cogieron marcas. Se les conoció por el boca a boca. Dan servicio a infinidad de pueblos y llegan hasta la provincia de Teruel. «El sitio más alejado que hemos ido es Villanueva de Viver; uno de los más pequeños, Puebla de Arenoso; pero también a masías, con carreteras de difícil acceso, etc.». Aunque con Itinerant se busca fijar un día de servicio para agrupar pueblos, por ahora, «es inviable, porque depende de si hay avería so no en un mismo día».

En la tienda de Vicente Valero, en Montanejos (en otra comarca, el Alto Mijares), «nos cogía ya avisos antes». «Y en pueblos pequeños, de 200 ó 300 personas, con mucha gente mayor, estos preguntan al ayuntamiento cuando necesitan reparar la lavadora, No puedes esperar una semana. Es para ya», cuenta Marcos. Kilómetros a recorrer no le faltan en su día a día --aunque por ahora Itinerant no subvenciona el desplazamiento de los profesionales de la bolsa--; y en el caso de Marcos tiene también como demandantes de sus servicios «al 60% de la hostelería de la zona».

Reparto a casa por encargo

Matet, con menos de cien habitantes (73 en el 2021), recibe cada jueves el reparto de la compra de Deliwell. Mediterráneo

Francisco Amorós (24 años), junto con Pedro y José, ha impulsado la empresa de reparto a domicilio, Deliwell, un proyecto que lleva funcionando un año y tres meses y que forma parte del aspecto práctico de sus estudios. «Repartimos la compra a vecinos de más de 17 municipios. Presentes en todo el Alto Palancia, comenzamos a llegar al Alto Mijares (a Torralba del Pinar)», apunta Amorós. «Trabajamos codo con codo con la Diputación y la FVMP, y con Itinerant, para ofrecer un servicio de reparto de la compra a domicilio a todos los municipios que lo requieran», añade.

Los productos frescos de alimentación y otro tipo de artículos llegan a los pueblos más pequeños gracias a estos jóvenes. Mediterráneo

«Todo comenzó en pleno confinamiento estricto, de la necesidad de municipios pequeños, muchos sin tienda física, de recibir la compra. Y se inicia la prueba piloto en Gaibiel y Matet y es un éxito», recordó. Evitas conducir 15 minutos hasta un pueblo con súper; muchos son mayores y tenían que coger el bus para ir a comprar una vez por semana; o dependen de sus hijos. «Era una situación insostenible», agregó.

«El catálogo de venta a domicilio se amplió y añadimos leche y yogures por la elevada demanda»

decoration

Su almacén base está en Segorbe y allí recopilan productos frescos de sus proveedores locales: carnicería, frutería y un distribuidor con variedad de productos. «El catálogo se ve en la web y se ha ido ampliando con productos que nos pedían (por ej.. yogur, leche y pan). Mejoramos la ruta y la logística. Ahora repartimos cada jueves y recorremos más de 15 municipios en un día. El cliente nos hace el pedido por teléfono o Whatsapp o si está inscrito le llamamos lunes y martes. Compra como en una tienda única, y le cobramos el mismo precio», relata. Su labor ha hecho la vida más fácil, por ejemplo, a un vecino que al enfermar de cáncer ya no cogía el coche para ir a comprar. O una señora de edad avanzada llegada en taxi desde Barcelona parar pasar dos meses de vacaciones, sin vehículo. «En verano se dispara la demanda del reparto de comprar a domicilio, al llenarse los pueblos», concluye.

«En lunes anotamos pedido y se entrega cada jueves. El verano es un boom»

decoration

Compartir el artículo

stats