Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL EFECTO DE LOS ALLANAMIENTOS

El miedo a okupaciones aumenta la demanda de alarmas y puertas blindadas en Castellón

Las peticiones repuntan ante los casos ocurridos estas semanas en la provincia. Las zonas costeras centran el auge ante el mayor número de segundas residencias

Algunos de los sistemas de seguridad empleados

Son múltiples los casos de okupaciones de viviendas ocurridos a lo largo de las últimas semanas en la provincia de Castellón y el miedo a convertirse en una de las víctimas ha derivado en un aumento de la demanda de alarmas y otros mecanismos de seguridad para prevenir estas situaciones.

Esta misma semana, tal y como recogió este diario, eran los vecinos del número 20 del Paseo Morella de Castelló los que denunciaban destrozos por parte de los moradores de un inmueble okupado en el edificio. A principios de mes la afectada fue la propia Generalitat al irrumpir un grupo en ocho domicilios de un bloque dedicado al alquiler asequible en la calle Joaquín García Girona, en el Raval Universitari de la capital. Allí las alertas vecinales llegaron a criticar disparos de perdigones a animales desde las ventanas.

Un mes antes la okupación se produjo en la calle Borriol, también de Castelló, y previamente en un edificio del centro de Benicàssim, coincidiendo el episodio con alertas de robo en el entorno.

Respuesta

Los propios vecinos colindantes al inmueble afectado en Benicàssim son ejemplo del auge del uso de sistemas de seguridad al haber instalado cámaras de seguridad tras lo sucedido. Sin embargo, se trata de una tendencia extensible a la provincia, según confirman las empresas especializadas en la materia, en respuesta a los diez casos de media registrados al mes en Castellón.

Fuentes de Casva Seguridad confirman a este periódico que a lo largo de las últimas semanas «sí que se ha detectado un incremento en las instalaciones y peticiones de alarmas en la provincia». 

También Javier Angullo, gerente de 8x8 Seguridad, comenta que han experimentado el mismo incremento: «Tengo clientes que han pedido alarmas o cambiar las puertas de acceso, tanto particulares como administradores, pisos de entidades bancarias o comunidades de vecinos. Hay un aumento de llamadas y de la preocupación», afirma, si bien matiza que «las alarmas antiokupas no existen, sino que es un reclamo publicitario y lo necesario es instalar el producto adecuado al caso».

De lejos

La responsable de A un Solo Click, Mireia Sánchez, aporta que la demanda por la okupación, en su caso, «ya viene de lejos» y suele corresponder a vecinos del entorno de un inmueble afectado o a segundas residencias costeras, como en Benicàssim o Burriana.

Reforzar los accesos es otra de las cuestiones con la demanda al alza, según fuentes de la empresa Jeal Torpal, donde han visto incrementadas las ventas de puertas blindadas y de seguridad, en especial en Orpesa o Castelló, para alojamientos vacacionales. 

Compartir el artículo

stats