Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DIFICULTADES EN EL MOTOR DE LA ECONOMÍA DE CASTELLÓN

La cerámica de Castellón se queda fuera de la mejora de unas ayudas mientras crecen los ERTE

Bruselas no incluye al sector en el listado de industrias que pueden beneficiarse de una partida de 2.900 millones de euros en la presente década

Interior de una fábrica cerámica de Castellón. IVÁN CHECA

El Consejo de Ministros aprobó el 3 de mayo una nueva medida encaminada a ayudar a la industria, inmersa en una crisis de costes a causa del encarecimiento de los precios energéticos y la inflación. Son unas medidas de Estado autorizadas recientemente por la Unión Europea, y que incluyen compensaciones por los costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero.

A pesar de que la cerámica de Castellón destina cada vez más dinero al pago de derechos de emisión de CO2 como consecuencia del elevado consumo en gas natural y el encarecimiento de este mercado, afectado desde hace más de un año por movimientos especulativos, la falta de respuesta de la Comisión Europea impedirá tener una participación en una partida de 2.900 millones de euros a repartir en los próximos 10 años.

Desde la patronal de fabricantes de cerámica, Ascer, señalan que el sector «no se encuentra incluido en el listado de industrias que pueden acceder a dichas ayudas», y añaden que siguen a la espera de que «desde Europa se revise la lista y se incluya a la cerámica, pero de momento no se ha publicado» por parte de Bruselas.

Este problema afecta tanto al núcleo azulejero de Castellón como a la región italiana de Emilia-Romagna, con la que comparte reivindicaciones. De hecho, una de las peticiones formuladas en enero en una reunión mantenida en el seno de las instituciones comunitarias, tanto Ascer como sus homólogos italianos de Confindustria Ceramica expusieron la necesidad de incluir a los fabricantes de baldosas.

Carta

En una carta remitida a vicepresidenta de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, tanto los representantes empresariales de España e Italia señalaron que la exclusión «del sector cerámico de entre los sectores elegibles es una decisión errónea e inaceptable que impide de una protección adecuada frente a la fuga indirecta de carbono y, por tanto, pone en peligro a las empresas cerámicas europeas». Un planteamiento al que se unieron los máximos dirigentes regionales de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, y de la región italiana de Emilia-Romagna, Stefano Bonaccini.

Las patronales de España a Italia reivindicaron a la UE una revisión del listado, en una visita realizada a Bruselas. Mediterráneo

Desde Ascer inciden en que desde esta organización «seguiremos con las acciones para que nos incluyan como sector elegible para acceder a las ayudas».

Características

El mecanismo de ayudas se otorga por parte del Gobierno, pero es la UE la encargada de autorizarlo. La ministra de Industria, Reyes Maroto, expresó que estas aportaciones económicas «son clave para la gran industria porque mejora su competitividad y refuerza sus capacidades industriales y el empleo». La iniciativa se lleva a cabo para evitar que las industrias deslocalicen su producción a otros países exentos de pagar por emisiones. 

Nuevo ERTE

El listado de empresas azulejeras de Castellón que presentan un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) no para de crecer. El 4 de mayo se presentó uno nuevo, correspondiente a una industria de Onda, que afecta a 151 empleados con una suspensión de contratos de 237 días, con las circunstancias económicas como argumento para su tramitación. Con esta nueva fábrica, son 36 las compañías que han optado por un ERTE desde el inicio de la crisis energética en el mes de diciembre. Esto supone un total de 4.919 trabajadores incluidos. Cada expediente tiene unas condiciones, por lo que esto no implica que todos ellos estén en un paro temporal al mismo tiempo.

La cerámica cierra marzo con subida de producción

El sector cerámico pasa por unos momentos de incertidumbre que se muestran en la cantidad de expedientes temporales de empleo solicitados en los últimos meses. Pese a esta circunstancia, y a las dudas que suscita una situación económica marcada por el coste de los combustibles y la guerra en Ucrania, hay elementos que invitan a la serenidad. Esto es, al menos, lo que queda reflejado en los datos del Índice de Producción Industrial del mes de marzo, que se dieron a conocer en la jornada de ayer.

Según este indicador, la fabricación de azulejos experimentó un crecimiento del 7,7% respecto a marzo del 2021. Y todo ello a pesar de que ese mes fue el primero en estar afectado de lleno por el conflicto bélico provocado por Rusia en el Este.

En cuanto al acumulado anual, al cierre del primer trimestre del 2022 la producción se situó solo en un 0,5% por debajo del mismo periodo del año anterior. Por parte de la patronal Ascer señalan que los datos «se limitan a un periodo de solo tres meses» y que seguirán «a la espera de cómo evoluciona este indicador en los siguientes meses al igual que otros datos como la exportación y el empleo». Una de las principales preocupaciones del azulejo radica en el fuerte incremento de los precios del gas natural, que según el indicador de referencia en el mercado europeo, el TTF holandés, se mantiene sobre los 100 euros por megavatio hora, un coste cinco veces superior al de hace apenas un año, y que lastra las cuentas de resultados de empresas gasintensivas como la cerámica.

Aunque la producción se mantiene estable en estos momentos de dificultad, Ascer puso de manifiesto que la demanda de las exportaciones «comienza a verse afectada por el aumento de los precios». Para ello expusieron que el volumen exportado al principal cliente del azulejo español, Estados Unidos, cayó un 19% en febrero, si bien la subida de la inflación hizo que la facturación se incrementara un 13% durante el mismo periodo.

Compartir el artículo

stats