Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ACTUALIZACIÓN DEL IPC

¿Por qué el coste de la vida es más alto en Castellón?

La inflación baja en el último mes en la provincia, pero solo para la energía

Un conductor reposta combustible. ERIK PRADAS

El coste de la vida en Castellón, cuyo dato oficial está representado por el Índice de Precios al Consumo (IPC), dio en el mes de abril un pequeño respiro en la provincia, al experimentar un descenso de 2,6 puntos en el indicador interanual. Del preocupante 11,9% que marcó en marzo se pasa al 9,3%. Pero esta cifra encierra una realidad más compleja, ya que este aparente alivio en la escalada inflacionista de la economía castellonense está protagonizado por un solo elemento que baja: los costes de la energía y los carburantes. Todo lo demás sube, lo que afecta de manera directa al día a día de los ciudadanos a la hora de llenar la despensa o cenar fuera de casa.

El concepto que más había incrementado sus precios en los últimos meses, el de electricidad, gas y resto de carburantes, bajó en abril un 18%, si bien el balance interanual (que refleja las variaciones en los últimos 12 meses) muestra todavía una aterradora subida del 41,2% en la provincia.

La explicación de abril hay que encontrarla en las medidas del Gobierno para reducir la presión, como la aplicación del descuento de 20 céntimos al litro cuando se acude a repostar carburante, así como la creciente tendencia de acudir a las compañías eléctricas para contratar una tarifa más ventajosa.

Hasta aquí los buenos datos relacionados con la inflación, porque en el pasado mes los alimentos subieron un 3,4%, las bebidas alcohólicas un 3,9%, la rehabilitación de viviendas un 2,1% o la ropa alcanzó un 2,2%.

Desglose de la evolución de los precios en Castellón.

Desglose de la evolución de los precios en Castellón. Raquel Ahicart

El presidente del Colegio de Economistas de Castellón, Jaime Querol, explica que la sensación de que todo está más caro se fundamenta en hechos objetivos. «Además, del índice general del IPC hay que tener en cuenta la inflación subyacente, que reúne a todos los grupos de precios, excepto los alimentos no elaborados ni los carburantes; en España ya está en el 4,4% y sigue con una tendencia claramente al alza».

Contagio

Querol detalla que la crisis energética «ha contagiado a todos los segmentos de la economía, porque todos dependen de la electricidad y de los combustibles para funcionar». Si la energía sube, todo tipo de productos deben seguir el mismo camino para mantener los márgenes de beneficio o evitar pérdidas. «Una situación delicada y que no se parará hasta que la actual volatilidad en los precios no desaparezca».

«La crisis energética ha contagiado a todos los sectores, porque todos dependen de ella para poder funcionar»

Jaime Querol - Presidente Colegio de Economistas de Castellón

decoration

Para Juan Carlos Insa, de la Unión de Consumidores de Castellón, «la tendencia es preocupante, porque la mejora en la energía no llega a los otros sectores, que siguen al alza». Insa propone que las autoridades «revisen si hay incrementos injustificados de precios», ya que opina que si se mantiene el descenso de la energía en los próximos meses «todo lo demás debería ir a la baja». 

En el 'top 15' de provincias inflacionistas

Los números del IPC muestran que en Castellón ha bajado mucho más que el conjunto de España en abril. Pese a ello, sigue un punto por encima de la media nacional, y nueve décimas sobre el dato de la Comunitat. La provincia ocupa el puesto 15 de las más inflacionistas del país. El presidente del Colegio de Economistas, Jaime Querol, atribuye esta tendencia a las propias características de la economía castellonense, «ya que la demanda de energía por sectores como la cerámica es muy elevada, a lo que se unen las necesidades de las actividades logísticas tanto en la cerámica como la exportación de cítricos».

«La tendencia resulta preocupante, porque la mejora en la energía no llega a los otros sectores, que siguen al alza»

Juan Carlos Insa - Presidente Unión de Consumidores Castellón

decoration

También está el turismo, un sector que ha funcionado a medio gas en los últimos dos años, «pero que en Semana Santa ha registrado llenos. Tanto paquetes turísticos como alojamientos han tenido un aumento del 10% en el pasado mes. Al aumento de la demanda se unen los costes de las empresas a la hora de fijar precios.

Compartir el artículo

stats