50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Podem y Cs, en horas bajas, están a la cola en la carrera preelectoral

Fernando Navarro, de Podem y Cristina Fernández, de Ciudadanos Mediterráneo

Podem y Ciudadanos (Cs), dos partidos en horas bajas, son precisamente los que están a la cola en los preparativos de unas elecciones, municipales, autonómicas y también nacionales, que cada vez están más cerca. Castellón no es una excepción en un contexto en el que morados y naranjas carecen de agenda alguna para la preparación de unos comicios --al menos de los municipales y autonómicos-- que cada vez están más cerca en el calendario. Las urnas locales se abrirán el 28 de mayo y las de la Comunitat, probablemente el mismo día si se confirma el retraso de la fecha ahora prevista, en abril, para hacerlas coincidir.

Esa ausencia de trabajo activo y formal en las dos formaciones contrasta con lo que ocurre en PSPV-PSOE, PP y Compromís, partidos que ya han puesto en marcha sus maquinarias para cerrar antes de fin de año al menos la elección de aspirantes a las principales alcaldías, en Castellón, y también en Valencia y Alicante.

Podem y Cs tienen este punto en común y también que, como publicó Mediterráneo, las últimas encuestas de voto realizadas les dejan fuera de las instituciones. 

Sin embargo, su situación no es idéntica. En el caso de los naranjas, que tienen como principal referente en la provincia a Cristina Fernández, portavoz de su grupo en la Diputación y miembro del equipo de Gobierno local en Benicàssim, están a la espera de cómo se desarrolla la refundación de la formación en España. 

Las expectativas

Sus siglas, tras los varapalos de las últimas elecciones celebradas en España, carecen prácticamente de expectativas, salvo en el ámbito de lo local, donde podrían conservar alguna representación a partir de mayo.

No obstante, la inacción casi total en clave electoral que mantienen cargos y militantes en Castellón resta incluso más opciones. De hecho, la aparición de un sector crítico con fuerza en Alicante, con 20 concejales de Cs en esa provincia que anunciaron precisamente este miércoles que se suman al manifiesto de Somos CS y piden la dimisión de Inés Arrimadas, no parece haber tenido tampoco ningún eco en el ámbito castellonense. Por ahora, el único candidato ya designado es el de València donde repetirá Fernando Giner, cercano a la dirección autonómica y estatal, y ninguno en Castellón.

En el caso de Podem, con Fernando Navarro, el portavoz en el Ayuntamiento de la capital como principal referente en este territorio, tampoco hay calendario. Es así a pesar de los esfuerzos realizados para poner en marcha cuanto antes el proceso y definir criterios de elección de candidatos realizado por dirigentes castellonenses y alicantinos, que han caído en saco roto ante la dirección de un partido, que relegó a uno de sus cargos castellonenses, César Jiménez y que ahora ha optado por pasar a trabajar con Compromís.

Escollo

El principal escollo pasa porque los morados no dependen solo de sí mismos para avanzar. La reedición del pacto con Esquerra Unida (EU) se complica, ya que estos socios con los que logró pactar en 2019, no sin dificultades previas, estarían endureciendo sus condiciones, especialmente en el ámbito autonómico. En cuanto a la posibilidad de un acuerdo con Compromís, como llegó a plantearse, aunque no ha llegado a haber negociaciones formales, nadie parece pensar ahora que resulte posible. 

Compartir el artículo

stats