Las hipotecas encadenan 8 meses a la baja en Castellón con los intereses por las nubes

La concesión de este tipo de créditos ha caído un 18% hasta septiembre

Una mujer pasa frente al escaparate de un banco que publicita hipotecas.

Una mujer pasa frente al escaparate de un banco que publicita hipotecas. / Mediterraneo

Elena Aguilar

Elena Aguilar

Los altos tipos de interés continúan estrangulando la concesión de hipotecas para la compra de vivienda en Castellón. La constitución de este tipo de préstamos retrocedió en el mes de septiembre un 6,3% y lo peor de todo es que ya van ocho meses consecutivos con las cifras cuesta abajo. Y, mientras, los tipos de interés se han disparado al 3,26%, su nivel más alto desde febrero del 2016.

Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que durante el pasado mes de septiembre se firmaron en la provincia 578 hipotecas, 39 menos que en el mismo mes del año pasado. Y aunque el descenso en Castellón es mucho menos acusado que en el conjunto del país (en España las firmas retrocedieron un 29%), la cifra evidencia que el mercado hipotecario sigue lejos de tocar fondo. De hecho, durante los nueve primeros meses del año la constitución de estos préstamos cayó un 18,3% en la provincia, desde las 4.752 firmas entre enero y septiembre del 2022 a las 3.880 del mismo periodo de este ejercicio.

Juan Villén, director general de idealista/hipotecas, asegura que los últimos datos ahondan en una tendencia iniciada a principios de año y que se sustenta es tres pilares: una fuerte caída en la contratación, fruto de la subida de tipos y la incertidumbre económica; una elevada competencia entre los bancos que mantiene los tipos relativamente estables y una mayor pujanza de las hipotecas mixtas, en detrimento de las fijas. «Esta tendencia se mantendrá seguramente en lo que queda de año, aunque es previsible que la caída de volumen respecto al año anterior se suavice en la parte final del año», argumenta.

Compras a tocateja

Aunque el encarecimiento de las nuevas hipotecas impide el acceso a la financiación de un gran número de familias, las compraventas resisten. De hecho, mientras la constitución de préstamos para la adquisición de viviendas ha disminuido este año más de un 18%, las operaciones de compraventa lo han hecho apenas un 0,48%. Y ahí la clave está en la cada vez más importante cantidad de pisos que se pagan al contado, que en la provincia ya representa el 52,49%.

Otra de las consecuencias del alza de los tipos de interés es la cifra récord de cancelaciones de hipotecas. Entre enero y septiembre de este año se liquidaron en Castellón 6.258 créditos, un 15% más que en el mismo periodo del año pasado, cuando fueron 5.452. Y si se analizan los datos de septiembre los resultados todavía son más evidentes: mientras que la concesión de créditos ascendió a 578, las cancelaciones se elevaron a 796. O dicho de otra manera: la banca tiene muchas más solicitudes de familias que quieren quitarse de encima la hipoteca que de personas que piden un crédito.