Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amenazas, basura y drogas: los 'gorrillas' toman la estación de Castelló

Vecinos de la zona denuncian la situación creada por este colectivo

Uno de los 'gorrillas' que suele situarse en la zona. Gabriel Utiel

Insalubridad, consumo del alcohol y drogas, amenazas a vecinos... Estas y otras problemáticas son las que está causando un campamento de los popularmente conocidos como gorrillas en los alrededores de la estación de tren de Castelló, según denuncian vecinos de la zona, que ya han interpuesto alguna denuncia por este tema ante el Ayuntamiento sin que, por el momento, se haya puesto ninguna solución efectiva.

Se trata de un grupo de unas cinco o seis personas, explican, que ayudan a aparcar a los conductores. Sin embargo, si no se les da dinero pueden reaccionar bastante mal. Un vecino de la zona relata que uno de ellos "amenazó con destrozarme el coche y con agredirme", y que incluso llegó a insultar a su pareja. Como resultado, y por precaución, tiene vetada la zona de aparcamiento, pese a que está al lado de su vivienda.

Uno de los gorrillas que 'trabaja' junto a la estación de tren de Castelló. GABRIEL UTIEL BLANCO

Insalubridad

No es este el único problema. El campamento, situado en la parte posterior de la estación, justo enfrente del aparcamiento de los autobuses, está compuesto de colchones y palets, lo que da a este espacio la apariencia de una zona degradada. Además, encienden hogueras constantemente, consumen alcohol y orinan en la vía pública, según consta en la denuncia y en varias reclamaciones presentadas ante el consistorio de la capital de la Plana.

Zona en la que acampan los 'gorrillas'.

Quejas que por el momento no han dado resultado, ya que al margen de alguna actuación policial puntual los gorrillas siguen instalados en la zona.

No es la primera vez que la presencia de este colectivo ha causado molestias en Castelló. Hace unos años fueron las asociaciones vecinales Raval de la Trinitat y Constitución las que denunciaron amenazas en el parking del Hospital Provincial. También es habitual verlos, sobre todo en verano, en el entorno de la plaza del Mar del Grau.

Compartir el artículo

stats