Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MARCO DESTACA EL TRABAJO EN PRO DE LA CALIDAD DE VIDA DE LA CIUDADANÍA A TRAVÉS DE LA MOVILIDAD

Castelló destinará 7 millones a mejorar 17 calles, un párking y la ribera del Riu Sec

El Ayuntamiento pide 5,2 millones de la UE al Ministerio y 1,8 serán municipales

Día sin Coches en Castelló, este jueves. MANOLO NEBOT ROCHERA

Castelló tiene previsto ejecutar tres proyectos de mejora de la movilidad con 7 millones de euros, 5,2 de los cuales procederían de los fondos europeos Next Generation que el Ayuntamiento ha solicitado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. El resto del presupuesto, 1,8 millones, lo sufragaría el consistorio con fondos municipales.

La junta de gobierno local acordó en el día de ayer pedir este dinero para acciones encaminadas a complementar la implantación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), tras haber captado ya casi 8 millones de euros en la primera convocatoria. Este proyecto primigénio ya está en licitación.

Fondos de Europa

«Optamos de nuevo a fondos europeos para seguir impulsando proyectos que nos permitan mejorar la calidad del aire en Castelló, la reducción de emisiones de CO2 debidas al tráfico rodado y el fomento de la movilidad activa, sostenible, saludable y segura», explicó la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco.

El primero de los tres proyectos es la actuación para la adecuación modal dentro del ámbito de la Zona de Bajas Emisiones, con un coste total de 2.952.616 euros. Abarca 17 calles: Pintor Castell, Villarroig, Calvario, Dolores, Pedro Aliaga, Germanías, Infante Don Pedro, Rosell, Arquitecto Traver, Amadeo I, Echegaray, Trullols, Vivancos y enlace Huertos Sogueros, Fola, Sagasta y Pelayo del Castillo. En estos espacios se implementará un modelo de calle de plataforma única de comunicación con el fin de mejorar la seguridad, la accesibilidad y la calidad urbana. Se busca con ello el calmado del tráfico; la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía, reduciendo el riesgo de accidente viario, contaminación acústica y emisiones; el cambio progresivo de los ámbitos de movilidad, utilizando el vehículo motorizado privado de forma más coherente y fomentando el uso del transporte público y los desplazamientos a pie o en bicicleta como prioritarios; la creación de espacios de uso flexible y el fomento de la interacción social; y la cohesión de los barrios y potenciación de la actividad comercial.

La segunda actuación costará 658.049 euros y es para la adecuación de un aparcamiento disuasorio de la avenida del Mar (antiguo recinto de Ferias y Mercados). Con ello se procura una bolsa de aparcamiento exterior que permita el acceso cómodo, seguro y no contaminante al centro, reduciendo el tráfico rodado en el espacio urbano y mejorando la sostenibilidad de la movilidad urbana. La tercera es el cambio ciclopeatonal en la ribera del Riu Sec en la zona de Crèmor y cuesta 3.440.582 euros, desde el Puente Europa hasta la avenida Cardenal Costa. 

Compartir el artículo

stats