EL IMPACTO LABORAL DE LA CRISIS EN EL SECTOR

Los afectados por ERE en la cerámica ya crecen un 30% respecto a todo el 2022

El sector va camino de otro año para olvidar

Línea de producción en una fábrica de cerámica de Castellón.

Línea de producción en una fábrica de cerámica de Castellón. / Mediterráneo

Bartomeu Roig

Bartomeu Roig

El 2023 va camino de ser otro año para olvidar en la industria cerámica de Castellón. Las previsiones que maneja la asociación de fabricantes, Ascer, es de un descenso del 20% en la producción respecto a un 2022 que ya experimentó una caída del 15%. Las exportaciones también van a la baja, tanto en facturación como metros cuadrados, que son un 25% menos que en el ejercicio pasado.

Todo ello tiene un impacto directo en el capítulo laboral. La destrucción de puestos de trabajo y la oleada de paros temporales (ERTE) fue considerable en el 2022, y no se queda atrás en los primeros diez meses de este año. Muestra de ello son los expedientes de despido colectivo, los ERE, que han ido a más en los últimos meses.

Detalles

La secretaría autonómica de Empleo tiene cuantificados nueve casos desde enero y hasta finales de octubre, lo que afecta a 546 personas en total. Esto supone un 30% más que todos los afectados por ERE en todo el pasado año. Concretamente, en el 2022 hubo siete casos de este tipo, con 415 personas incluidas.

En lo referente a los casos de regulación temporal (ERTE), el secretario autonómico de Empleo y máximo responsable del servicio de empleo de la Generalitat (Labora), Antonio Galvañ, detalla que se sigue produciendo «un goteo continuo de presentación de expedientes», una situación que provoca «una fuerte preocupación», por lo que espera que el Gobierno central mueva ficha.

Paros temporales

Desde el pasado 1 de enero, tanto el sector de fabricación de productos minerales no metálicos, integrado en su mayor parte por las fábricas de cerámica, como el de elaboración de fritas y esmaltes para el azulejo han sumado 51 presentaciones de ERTE, lo que engloba a 5.428 personas.

La cifra es sensiblemente inferior a los 9.218 asalariados del 2022, pero hay algunas diferencias a tener en cuenta. Por un lado, hay expedientes aprobados a finales del pasado año que siguen vigentes en la actualidad; mientras que otro factor tiene que ver con el agotamiento de la fórmula.

Esto último significa que un empleado que haya sumado más de 180 jornadas en paro temporal pasa de percibir el 70% del salario base a quedarse solo en el 50%. Y estos días de ERTE descuentan como prestación de desempleo, por lo que puede darse la circunstancia de que una persona que sea despedida de su empresa, después de haber estado un tiempo en ERTE no podría cobrar los dos años de paro habituales.

Despidos sin ERE

Además de estos expedientes que maneja la administración, hay otras circunstancias, como las de empresas que despiden a cuentagotas, sin necesidad de presentar un ERE. Por todo ello, desde la patronal cerámica se indica que la actual crisis, iniciada a finales del 2021, ya se ha llevado por delante a más de 2.000 trabajadores. De hecho, las afiliaciones a la Seguridad Social en esta industria han bajado más de un 10% en el último año.