Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ADIÓS A ESTE ELEMENTO SITUADO EN EL CASCO URBANO

Un pueblo de Castellón consigue la retirada de una antena de telefonía móvil tras 6 años de lucha

Resultado de una larga reivindicación tanto por parte de los vecinos como desde el Ayuntamiento, al considerar que la ubicación de dicha antena podía poner en riesgo la salud de las personas

Imagen de la antena de telefonía móvil instalada en el casco urbano de Altura.

Los vecinos de un municipio del Alto Palancia conocieron este sábado una de las noticias que estaban esperando desde hace 6 años: la próxima retirada de una antena de telefonía móvil situada en el casco urbano. Es el resultado de más de un lustro de lucha y reivindicación tanto por parte de las vecinas y vecinos como desde el Ayuntamiento de este pueblo de unos 3.600 habitantes de Castellón, al considerar que la ubicación de dicha antena podía poner en riesgo la salud de las personas.

La polémica por este elemento se remonta al 2015, cuando la instalación de una antena de telefonía móvil de la compañía Vodafone en Altura desató la preocupación de los vecinos, por los supuestos efectos nocivos que la antena pudiera emanar, lo que provocó una recogida de firmas y campañas de movilización social durante los años siguientes, como muestra el siguiente vídeo, del año 2017:

Altura advierte del riesgo para la salud de la antena de móviles

Por este motivo, después de tantos años, la noticia recibida es un auténtico logro para el consistorio. "Hace unos minutos se ha comunicado a la alcaldesa de Altura que tras mucho tiempo, se ha conseguido que la antena de telefonía móvil situada en el casco urbano haya dejado de emitir señal y por lo tanto se encuentra totalmente inactiva", anuncia el consistorio a través de sus redes sociales.

Emiten desde otra antena

"Algo más de seis años en que en los inicios las movilizaciones fueron muy frecuentes y que desde la anterior corporación municipal se puso a disposición suelo público para que dicha antena pudiera ser trasladada. Algo que finalmente ha sucedido, pues ahora mismo esa compañía telefónica emite desde esa zona donde ya existe otra antena para el mismo fin de distinta compañía", apuntan desde el Ayuntamiento.

De hecho, "pese a que en los últimos años las movilizaciones a pie de calle se paralizaron, tanto desde el equipo de gobierno como las vecinas y vecinos hemos seguido de cerca insistiendo" para lograr el resultado conocido ahora.

Llegó al Senado

De hecho, la polémica se trató hasta en el Senado. En abril del 2016, Compromís trasladó al Senado una moción de la Plataforma No a la Antena de Altura. Desde la formación apoyaban a los vecinos que reclamaban alejar una instalación de telefonía móvil del centro de la localidad y reiteraron la necesidad de derogar la actual ley de telecomunicaciones.

"Ya es una realidad: la antena ya no emite y en unos meses se desmantelará la estructura", anuncia el consistorio en sus redes sociales.

Compartir el artículo

stats