Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica en el litoral sur de Castellón

Platges de Nules apoya al alcalde ante la multa por el muro y alega el nuevo reglamento de Costas

Advierten de que el nuevo texto deja sin seguridad jurídica a todo el poblado litoral

Nules vivió una histórica movilización en la playa para exigir los espigones

Este viernes acaba el plazo para alegar la modificación del reglamento de la Ley de Costas propuesto por el Ministerio para la Transición Ecológica, y la asociación Platges de Nules ha participado para tratar de cambiar un texto que ignora realidades como la de su municipio que, como insisten, es víctima de que el propio Estado no haya impedido que la construcción del puerto de Burriana haya supuesto la práctica desaparición de una parte de su litoral.

Además, este colectivo salió el jueves a defender al alcalde, David García, tras la multa que ha recibido el consistorio, como informó Mediterráneo, por construir un muro para proteger las históricas casetes.

En cuanto a la normativa, el Ministerio quiere reforzar la protección del Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT) y endurece la efectividad de los deslindes que determinan qué está en esa zona y qué no. «Deja sin seguridad jurídica la zona urbana», advierten.

Simplificando cuestiones técnicas, el documento establece el DPMT a partir del punto en que rompen las olas y señala que en ese terreno se anularán todas las concesiones en vigor (el caso de muchas viviendas). Ese es el primer error para Nules, porque no tienen en cuenta «dar un tratamiento específico para las concesiones que ocupan el DPMT debido a la regresión por el impacto probado de infraestructuras de interés público (el puerto)».

Amenaza a las viviendas

Inciden en que «estas casas de primera fila hace años estaban en servidumbre pública y cuando se construyeron incluso fuera de esta, pero ahora ya están en dominio público», con evidente amenaza a las que están en segunda fila, alertan.

Entre otros aspectos, recuerdan que las directrices internacionales emplazan a proteger el patrimonio natural, social e histórico, «algo que no sucede cuando de Costas y Nules se trata», dicen. 

Asimismo, los vecinos no se sorprenden por la multa al Ayuntamiento por construir el muro, porque entienden que el Ministerio no está defendiendo los intereses de la población y que legisla y actúa dando la espalda al sentido común.

Compartir el artículo

stats