Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Despliegan el primer operativo del verano

Orpesa multa a tres ‘pillos’ que piden sus sombrillas y hamacas puestas ilegalmente en la playa

El dispositivo policial busca acabar con la práctica incívica de reservar sitio en la primera línea de mar

La Policía Local llevó a cabo junto a operarios el primer operativo del verano para hacer cumplir la normativa municipal.

La Policía Local de Orpesa requisó ayer cerca de un centenar de enseres personales de las playas por incumplir con la actual ordenanza municipal. Con un gran operativo, el primero del verano, el Ayuntamiento pretende impedir que los más pillos sigan reservando los mejores sitios delante del mar a primera hora de la mañana, dejando objetos y marchándose. Y es que, además de considerarse una práctica incívica, también dificulta las tareas de limpieza y adecuación de la arena con las máquinas.

Primeras multas

La operación se saldó con la incautación de un total de 57 sillas, 39 sombrillas y un carrito, según explicó a Mediterráneo el concejal responsable de Playas, Jordi Llopis. Tres de las personas propietarias de estos bienes se personaron en el consistorio para reclamar sus objetos confiscados. Les salió mal la jugada, porque las autoridades registraron sus datos personales para tramitar la correspondiente denuncia y aplicar las que serán las primeras sanciones por incumplimiento de la normativa. La multa asciende a un importe de 300 euros, con una bonificación del 50% en el pago por hacerlo en los primeros días, recordó el edil de Playas. Si hay reiteración, pueden alcanzar los 700 euros.

El material recogido antes de las 9.00 horas (hora permitida para colocar artilugios en la arena) es retirado en camiones y considerado, a partir de ese momento, como residuos, tal como manifestó Llopis. Mientras, a los usuarios que estaban en la playa ya con la sombrilla u otros objetos, las autoridades informaron que no pueden hacerlo hasta las 9.00.

Normativa

La nueva ordenanza entró en vigor en el 2020 y fue actualizada posteriormente con la pretensión de lograr una mayor efectividad. Y es que se detectó que la problemática seguía sucediendo durante el día, ya que muchos usuarios también dejaban sus sombrillas, hamacas o sillas a horas como el mediodía. Algunos veraneantes dejan sus objetos para mantener su sitio privilegiado en primera línea de playa mientras se van a casa a comer y echar la siesta, y vuelven por la tarde para seguir disfrutando de su jornada en la playa.

Esta práctica incívica lleva muchos años levantando una gran polémica en el municipio, con quejas de muchos usuarios que encuentran los mejores lugares ocupados solo por enseres. La normativa que establece un horario para instalarse en la playa, a partir de las 9.00, también conllevó que muchos optaran por hacer carreras a esa hora en punto por ser el más rápido y optar a coger un sitio privilegiado a primera línea.

Dicha normativa se impulsó el año 2020 ante la necesidad de una regulación y se recogían multas de de 100 a 750 euros. Al año siguiente, la misma normativa permitía requisar los objetos y, cuando los propietarios iban a recogerlos, la identificación podía costar sanciones económicas de 300 euros y, si había reiteración, de hasta 700, según señaló en agosto de 2021 el concejal del área. Por lo tanto, este año 2022 se mantienen las cuantías referidas a las multas.

Compartir el artículo

stats