Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presenta en Alicante el plan de apoyo a jóvenes para el acceso a la vivienda

Pedro Sánchez busca atraer el voto joven con su plan de vivienda

El presidente despliega en Alicante su agenda más social y explica los detalles de la futura ley. El líder del Gobierno central promete que el bono alquiler de 250 euros «ha llegado para quedarse»

Sánchez presenta en Alicante el plan de apoyo a los jóvenes para el acceso a la vivienda

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó en Alicante el plan de apoyo a los jóvenes para el acceso a la vivienda, un programa con el que el dirigente socialista intenta atraer el voto joven. Ante unos 70 jóvenes que se han dado cita en la sede de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), y en un auditorio a medio gas, Sánchez señaló que «un país digno no puede permitir las dificultades de acceso a la vivienda de los jóvenes y de su emancipación». Y justificó que por ello el Ejecutivo central ha impulsado la nueva Ley de Vivienda. «Queremos convertir la vivienda en el quinto pilar del estado de bienestar», manifestó Sánchez, que no dudó en hacerse fotos con los jóvenes asistentes. 

Previamente Sánchez había visitado en Elx el barrio de San Antón. «Una sociedad digna no puede consentir que muchos de sus ciudadanos no tengan un lugar digno donde vivir», indicó. «Es un drama la emancipación, porque crea desigualdades», añadió.

400 millones

Sánchez adelantó que «muy pronto» el Gobierno aprobará la primera Ley de Vivienda. «Es un derecho constitucional», indicó. Hasta que llegue ese proyecto, anunció una serie de medidas como el bono alquiler de jóvenes dotado con 400 millones en los próximos dos años y que contempla ayudas de 250 euros. Y que, según dijo, ha llegado para quedarse». También está, añadió, el Plan de Acceso a la Vivienda 2022-2025. Además, se incrementará el parque público de vivienda asequible hasta 100.000 inmuebles. El 30% de viviendas se destinarán a los jóvenes de entre 18 y 35 años y se contemplan incentivos fiscales para estimular alquiler en zonas tensionadas.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, mantuvo que el Gobierno quiere que la vivienda sea «un bien cubierto y deje de ser un lujo y poder emanciparos». «Acceder a una vivienda es más que un techo y cuatro paredes, es acceder a la ciudadanía plena», añadió. «Los jóvenes no sois ciudadanos de segunda, hay que actuar», añadió. Tres cuartas partes de los jóvenes entre 26 y 29 años no se puedan emancipar, donde influyen los elevados precios. «No vamos a cometer mismo error que en anterior crisis», concluyó.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, por su parte, puso de manifiesto que el gran objetivo es que sea «el quinto pilar del bienestar». Puig indicó que tener una vivienda «es tener un proyecto de vida». El jefe del Consell adelantó que la Comunitat Valenciana cooperará con la nueva legislación, después de que el líder del PP cargara contra la nueva Ley de Vivienda al entender que atenta contra la propiedad privada. El Gobierno aprobó ayer martes en el Consejo de Ministros el real decreto que contempla el bono joven al alquiler para jóvenes entre 18 y 35 años, de 250 euros al mes. El plazo para solicitar estas ayudas se abrirá en dos meses como máximo, aunque será con efecto retroactivo desde el 1 de enero.

Requisitos

Los solicitantes deberán tener entre 18 y 35 años y unos ingresos que no supere tres veces el IPREM, es decir, 24.318 euros anuales. Además, la renta de alquiler no deberá sobrepasar los 600 euros mensuales, aunque existe la posibilidad de que se pueda ampliar a 900 euros en las zonas más tensionadas del mercado. Este bono, que se concederá por un plazo de dos años, será compatible con otras ayudas de las comunidades autónomas, siempre que no supere el «40% de la renta del alquiler, descontado el bono», precisó la ministra. El bono joven al alquiler contempla ayudas tanto para el alquiler de pisos como para habitaciones. 

Por su parte, el Plan Estatal de Acceso a la Vivienda 2022-2025 tendrá una dotación presupuestaria de 345 millones de euros para este ejercicio, como recoge la Ley de Presupuestos Generales del Estado 2022. El presupuesto para los siguientes años tendrá que aprobarse en el Consejo de Ministros. En total, está previsto que se alcance un monto de 1.717 millones de euros. Sus objetivos a corto plazo son facilitar el acceso a la vivienda a los ciudadanos con menos recursos mediante ayudas directas al alquiler a aquellos arrendatarios con menos recursos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pasó por la Comunitat Valenciana sin mención alguna al tema estrella de la agenda del Consell: la reforma de la financiación autonómica. 

El asunto del día era la vivienda y, en concreto, los planes para hacerla accesible a los jóvenes. Que en los dos actos de Sánchez no se programara tampoco comparecencia ante la prensa evitó abordar más frentes que el objetivo del día.

Las circunstancias de la jornada (el incendio con seis víctimas mortales en una residencia de mayores de Moncada) no ayudaron además a propiciar un espacio de diálogo entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat, Ximo Puig. Este no pudo acudir al acto de Sánchez en un barrio de vivienda social en Elx promovido por el Consell al alterar su agenda para estar en Moncada a primera hora.

El president esperó luego a Sánchez a la entrada de la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE en Alicante, donde tenía el encuentro con jóvenes sobre el plan de vivienda estatal, pero solo estuvieron juntos en el breve trayecto hasta la sala, porque ya se iba con algo de retraso. Al término, la delegación del Ejecutivo central partió rápido de regreso hacia Madrid, así que tampoco hubo oportunidad. De esta manera, ni financiación, ni corredor mediterráneo, ni Cercanías, ni descentralización... Algunos de los temas centrales de la agenda con el Gobierno central quedaron en el tintero.

Con respecto a la financiación autonómica, dos comunidades aliadas con la valenciana y gobernadas por la derecha, Andalucía y Murcia, mantuvieron ayer una cumbre de sus consejeros sobre este tema. La Comunitat no estaba invitada. Se puede entender porque los titulares de Hacienda de los territorios citados manifestaron una posición diferente a la del Consell sobre la propuesta del Gobierno sobre población ajustada. Ambos cargaron con dureza. Es un «intento de enfrentar» a las comunidades y una «justificación que le permita perpetuar» el sistema actual», dijo el responsable murciano, Luis Alberto Marín. A.G.

Compartir el artículo

stats