50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Chris Claremont, cocreador de los 'X Men': "Desarrollar los ‘X Men’ con Dave Cockrum fue como mágico"

"Casi medio siglo después, cada vez que veo a mis personajes sigo encontrando una historia que contar sobre ellos"

Chris Claremont, ayer, en el jardín del hotel Palacio de Avilés. / María Fuentes

Chris Claremont (Londres, Reino Unido, 1950) es, junto al dibujante Dave Cockrum, el creador de los 'X Men'. Sobre ello conversa con este diario en la terraza del hotel Palacio de Avilés, donde se aloja estos días en que participa en el festival Celsius 232 de literatura fantástica, de ciencia ficción y de terror. La traductora Virginia de la Fuente colabora en llevar a buen término esta entrevista.

–Cuando recibió el encargo de revivir los 'X Men', ¿pensó en que ese era otro trabajo más?

–En aquel momento, ese trabajo era una serie de bajo presupuesto que quería publicar Marvel. La verdad que no había ninguna expectativa sobre ella, de hecho iba a tener una salida mensual. Si hubiesen tenido expectativas en este proyecto seguro que no me la hubieran encargado a mí, que era muy joven. Este contrato me dio la oportunidad de trabajar con Dave Cockrum, que es uno de los mejores artistas que he conocido.

–¿Cuándo se dio cuenta de que estaba ante un gran trabajo?

–Yo lo sabía desde el principio: antes de empezar a trabajar. Eran personajes creados desde cero. Era una gran oportunidad. Dave Cockrum se convirtió en un artista maravilloso. Entre los dos hicimos una serie magnífica. Para el momento en que Marvel se dio cuenta de que los "X Men" se habían convertido en superventas ya dio todo igual porque nosotros nos lo estábamos pasando tan bien...

–¿Cómo era el trabajo?

–Una maravilla, ya le digo.

–Me refería a si pensaba usted el personaje y lo dibujaba y eso.

–Básicamente, el diseño de los personajes fue una creación de Dave y del editor Len Wein. Ellos crearon la estética de los personajes y la primera historia, la primera "grapa". Justo al final de aquel número añadí una idea que ayudaba a los "X Men" a llegar a la victoria.

–O sea, que entró en el segundo número.

–Eso es. Fue maravilloso cuando entré en ese segundo número y me pude hacer con los personajes porque en el primero sólo se había contado lo básico. Desarrollarlos con Cockrum fue como mágico. Ni en ese momento, ni después, hubo nunca una serie como los "X Men": de las que se pudieran empezar desde cero. Partíamos de la nada, porque el resto de historias de la Marvel llevaban publicadas al menos diez años. Al menos, las de superhéroes.

–Habla de Stan Lee y Jack Kirby.

–Sí. El caso es que me encontré en una situación especial en la que un autor, pocas veces sucede, puede crear sus propios personajes.

–Desde que dejó a los "X Men", hace medio siglo, ¿ha notado que sus personajes han crecido?

–Más que crecer, han cambiado.

–¿Y le gustan estos cambios?

–A veces me gustan los cambios que han dado a los "X Men"; a veces, no.

–Por aclararme, ¿habla de los cambios en los tebeos o en el cine?

–En ambos medios. La gente siempre se va a quejar. Ya le he dicho que tanto en cine como en cómic: a veces sí, a veces no. Van a tener a Hugh Jackman en pantalla y van a decir que es muy alto para lo que es Lobezno. Y van a ver a Halle Berry en pantalla y van a decir que es una Tormenta muy pequeña. Y, en el fondo, a quién le importa si se aproximan o no a los personajes. Son Halle Berry y Hugh Jackman y funcionan superbién en esa realidad alternativa. La broma es que hay artistas que se quejan de Lobezno es muy pequeño en las historietas –un metro cincuenta– y por eso no les gusta dibujarlo. Lo quieren hacer más grande, pero es pequeño, pequeño y con fuerza.

–De los "X Men" –los suyos y los que no lo son–, ¿cuál prefiere?

–Los "X Men" que yo creé son unos personajes mucho, mucho mejores que los que están desarrollándose ahora mismo. Y lo digo, con una sonrisa. Casi medio siglo después cada vez que veo a mis personajes sigo encontrando una historia que contar.

Compartir el artículo

stats