Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

GOLF

El idilio de Sergio García y la Ryder Cup

El de Borriol afronta su décima participación como jugador con la esperanza de formar pareja junto a Jon Rahm

El idilio de Sergio García y la Ryder Cup

El idilio de Sergio García y la Ryder Cup EFE

Ya en el Olimpo de la Ryder Cup Sergio García (Borriol, 9 de enero de 1980) afronta su undécima participación en la competición bienal habiendo disputado nueve ediciones como jugador (1999, 2002, 2004, 2006, 2008, 2012, 2014, 2016 y 2018) y una en 2010 como vicecapitán. Este año la competición vuelve a año impar después del parón obligatorio por covid y Sergio García buscará en Whistling Straits aumentar su grandeza dentro del mundo del golf en la que parece su competición fetiche, tal y como él mismo afirma: "Es el torneo para el que vivo". 

El protagonismo español en la Ryder Cup siempre ha sido de gran importancia, pues una leyenda como Severiano Ballesteros fue el golfista que hizo posible la participación de jugadores europeos fuera de las islas británicas. En su formato inicial en 1927 era un torneo en el que competían los mejores golfistas estadounidenses contra los mejores de Gran Bretaña. El golf de los Estados Unidos era muy superior y tras el dominio aplastante de casi medio siglo, en 1973 los golfistas de Irlanda se incorporaron al equipo europeo, pero con esto no fue suficiente para hacer frente a los norteamericanos, que ganaron las tres primeras ediciones después de haberse incorporado los irlandeses.

De la mano de Severiano Ballesteros llegó la incorporación de jugadores del resto de Europa a la Ryder para formar el 'Team Europe'. A pesar de que los americanos volvieron a ganar las tres primeras ediciones con el resto de europeos ya presentes el balance desde que estos se incorporaron a la Ryder es positivo para el equipo europeo con un total de 12 victorias entre 1979 y 2018 por 8 triunfos estadounidenses.

Sin duda, Seve fue uno de los golfistas más influyentes de todos los tiempos y así lo reconoció el capitán del equipo europeo de esta edición Padraig Harrington durante los días previos de esta edición. Preguntado por el motivo del auge del golf europeo, Harrington no dudó lo más mínimo e indicó que la figura del cántabro fue de vital importancia para que en los años 80 se diese un salto de calidad. Además, el líder europeo está tirando de sentimientos para animar a que los aficionados apoyen a sus golfistas desde casa.

Rahm-García

Uno de los alicientes puede ser ver al de Borriol formando dupla con el español Jon Rahm (número uno del mundo), hazaña histórica para el golf nacional. En los entrenamientos previos se pudo ver como ambos españoles practicaron juntos, algo que dinamitó el rumor y la esperanza de poder ver jugar a ambos golfistas juntos en los 'fourballs' o 'foursomes' iniciales.

Sergio García y Jon Rahm durante los entrenamientos previos Reuters

La última edición celebrada en 2018 en París el combinado europeo se hizo con el trofeo y el golfista de Borriol se hizo un sitio en la historia de la prestigiosa competición estableciendo el récord de puntos sumados (25,5). Además, cuenta con seis victorias de nueve participaciones como jugador y una como vicecapitán. 

Actitud ganadora

Pero dejando a un lado lo mucho que aporta el borriolense en el ámbito deportivo, la importancia que cobra ‘El niño’ dentro de los vestuarios y en los entrenamientos es vital. Pádraig Harrington, capitán del equipo europeo, subrayó el compromiso que tiene el castellonense en el equipo asegurando que no hay ningún jugador que disfrute más de estar en el equipo que el propio Sergio. El trato a los compañeros es clave y el veterano golfista está continuamente hablando y bromeando con ellos. 

La actitud sumada a la veteranía y las grandes actuaciones despejan cada año las dudas sobre una de las invitaciones para la Ryder y Sergio García es uno de los integrantes que todos quieren en su equipo. Este año no ha sido diferente y a pesar de que Harrington puso algo de suspense respecto a las invitaciones el de Borriol es un fijo en las listas europeas y empuñará sus palos para revalidar el título.

Territorio hostil

Angela Akins, esposa de Sergio García, advirtió al público estadounidense para que no se vuelva a repetir la escena vista durante la última edición jugada en tierras americanas, donde un grupo de aficionados locales insultaban a los golfistas europeos. La periodista indicó que tuvo que frenar a sus compatriotas con ayuda de otros aficionados locales. El equipo de Harrington sabe que tendrá que lidiar con un ambiente hostil, que estará de parte de los locales afrontando el poco público que se podrá desplazar debido a la pandemia.

A pesar de su juventud el equipo norteamericano parte como favorito al título llamando la atención que ocho de los diez primeros del ranking mundial pertenezcan a este combinado, mientras que solo uno sea europeo, precisamente el español Jon Rahm, número uno del mundo. Por su parte, Sergio se sitúa en la 43ª posición, aunque no tendrá mayor importancia conociendo que en el torneo bienal el de Borriol se transforma y ofrece su mejor juego.

Compartir el artículo

stats