Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

La crónica | El Castellón aprueba su examen a domicilio ante el UCAM Murcia (0-1)

Un gol del lateral Salva Ruiz al inicio del segundo tiempo da la primera victoria fuera de casa a los ‘orelluts’

Los jugadores del Castellón celebran la victoria junto a los aficionados desplazados.

El CD Castellón tenía un examen para nota en la Vieja Condomina ante el UCAM Murcia y, aunque no logró matrícula de honor, sí que hizo merecimientos para acabar llevándose los tres puntos ante el equipo murciano. Los tres primeros de la temporada lejos de Castalia y que confieren un plus de confianza a los albinegros de cara a los siguientes compromisos ligueros en Primera RFEF. 

Fue una primera parte con un Castellón que jugó por fases. Empezaron bien los albinegros, aguantando la presión alta de los murcianos y tratando de controlar el esférico, buscando el peligro en jugadas a balón parado por mediación de Pablo Hernández. Kone en una primera ocasión y Moyano en una posterior no lograron finalizar sus jugadas con éxito, lo mismo que le sucedería después a César Díaz, quien no llegaba a rematar un centro del extremo costamarfileño.

Parecía que el equipo mantenía la imagen de la última jornada contra el Barça B y, en parte, era porque Sergi Escobar había dado continuidad al once con el que doblegó a los catalanes. Sin embargo, en otros momentos del choque, a los orelluts les faltaba la frescura con la que juegan en Castalia y erraban en el último pase, dando opciones de robo a los futbolistas murcianos.

El encuentro estaba bastante igualado y el equipo murciano también tuvo alguna ocasión ante la meta de Álvaro Campos pero los albinegros, quitando algún error puntual de marcaje, estuvieron bastante seguros atrás. Tal fue la igualdad en el último tramo, que los dos equipos se marcharon al descanso sin haber sido capaces de inaugurar el marcador y, en el bando de Escobar, con buenas sensaciones en comparación con otros partidos anteriores.

Estreno goleador de Salva

El segundo acto comenzó con dos acciones significativas. Por un lado, el debut de Vicente Esquerdo con la elástica albinegra y sus primeras combinaciones con Pablo Hernández y, por otro, un fuerte lanzamiento del extremo castellonense que se marchó arriba por poco. Era el minuto 47 y, apenas ocho después, el que no fallaba era Salva Ruiz, quien robaba el balón en el centro del campo y en una imperiosa carrera sorprendía al portero Biel Ribas en el 0-1.

Increíble pero cierto. El Castellón había hecho lo más difícil y afrontaba el segundo tiempo por delante en el marcador. Una renta que podría haberse ampliado segundos después de que el UCAM Murcia sacara del centro en una jugada que César desperdició.

El conjunto albinegro trató de mantener la compostura y Escobar de oxigenar a los suyos con un carrusel de cambios. Salieron entonces Borja Martínez, Koke y Cubillas, mientras que José María Salmerón en el UCAM Murcia miraba a su banquillo en busca de la reacción y la igualada.

Farrando, que ya estaba en el terreno de juego desde el inicio, tuvo en sus botas el empate pero su potente remate de cabeza no encontró el camino de la portería de Álvaro Campos para fortuna de los albinegros. Fue la ocasión más clara de los locales. Y el futbolista del UCAM Murcia pasó de casi héroe a villano ya que vio la segunda cartulina amarilla en el minuto 87 y dejó a los suyos con un jugador menos en el tramo final del tiempo reglamentario y en los cuatro de añadido que dio el colegiado andaluz, Domínguez Cervantes. Curiosamente, y pese a jugar con uno menos, el equipo local aún apretó de lo lindo a los jugadores del Castellón, quienes tuvieron que hacer un sobreesfuerzo para amarrar el marcador de 0-1 que lucía en el electrónico y poder festejar así la primera victoria de la temporada como visitante. Una celebración que se hizo extensible a la grada, donde un nutrido grupo de orelluts también lo festejaba a placer. 

Compartir el artículo

stats