Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

REGIONAL PREFERENTE

Los campos de fútbol de Castellón: Legados para la eternidad

Mangriñán, Pesudo, Antonio Pérez, 'Pichi' Alonso o Planelles dan nombre a algunos feudos de la provincia

El San Fernando se denomina desde el pasado diciembre Juan Bautista Planelles.

Hay jugadores que marcaron una época o son recordados a pesar del paso del tiempo. Futbolistas que representan el orgullo de todo un pueblo. En esta línea algunos de los campos de fútbol con más tradición de la provincia han cambiado de denominación en los últimos tiempos.  

La Vall d’Uixó fue uno de los pioneros y renombró el campo de Segarra por el de José Mangriñán; José Manuel Pesudo da nombre al campo del Almazora o no hace muchos se rebautizó el feudo del Nules, incluyendo a una leyenda como Antonio Pérez Balada, o el del Benicarló, en honor a Ángel Pichi Alonso.

Burriana fue el último, cambiando la denominación del San Fernando por la de su ilustre Planelles. El próximo será Onda, pues el campo de La Serratella pasa a llamarse Enrique Saura. 

Si hay un vallero de tronío en el fútbol ese es José Mangriñán, formado en el Segarra valldeuxense, militó en el Valencia tres cursos (1954-57). Recordado por un magistral marcaje a Di Stéfano, también ascendió a Segunda con el Castellón en 1960 y también jugó en el Villarreal y Onda. Mangriñán recibió la medalla de oro de su localidad, que le puso su nombre el campo. 

Por su parte, José Manuel Pesudo, nacido en Almassora, fue uno de los mejores porteros de España en los 50 y 60, en los que defendió la portería del Valencia, Barcelona y Betis, con los que ganó una Copa de Ferias, una Liga y tres Copas, amén de un trofeo Zamora (1966).

En Nules es Antonio Pérez su jugador más legendario, también arquero. Pérez, considerado uno de los mejores metas de los 40 salió del Nules, del que le fichó el Castellón, con el que ascendió a Primera y defendió su arco durante cuatro años en la élite siendo pieza clave. Su buen hacer propició que firmara por el Atlético Aviación (actual Atlético Madrid), donde triunfó al igual que en el Valencia posteriomente. 

El ídolo de Benicarló es más reciente, se trata de Ángel ‘Pichi’ Alonso, un delantero que salió del equipo cadufero y que recaló en el Castellón en 1975 para formar tándem ofensivo con Cioffi. Tras dos años de albinegro firmó por el Zaragoza y también militó en el Barça, al que metió en la final de la Copa de Europa de 1986 al igualar un 3-0 en contra frente al Goteborg sueco, también jugó la final de la Copa de la UEFA con el Espanyol en 1988. 

Desde diciembre Juan Bautista Planelles lleva el nombre del campo del Burriana. Planelles, posiblemente el mejor futbolista de la historia del Castellón, fue el líder del equipo albinegro que alcanzó la final de Copa en 1973 y se clasificó quinto en Primera División, amén de ser pieza clave en dos ascensos a Primera (1972 y 1981). Además, también jugó en el Real Madrid, Valencia y Zaragoza y también fue internacional con España. 

Cambio en Onda

El próximo mítico que llevará su nombre en el campo de su pueblo será Enrique Saura en Onda. El ondense salió del club rojiblanco, del mismo le firmó el Castellón, en el que compartió vestuario con Pichi Alonso. Protagonizó dos etapas de albinegro (1974-1976 y 1985-1988), entre ambas se convirtió en un símbolo del Valencia, en el que ganó una Copa, una Recopa y una Supercopa de Europa. También fue un asiduo en la selección española de los 80’, con la que disputó la Euro 80’ y el Mundial 1982. Saura colgó las botas donde comenzó a jugar, en el Onda.

Compartir el artículo

stats