Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MARATÓN

De Singapur a Castelló

Melvin Wong vino del país asiático para buscar en la capital de la Plana la mínima para los Juegos del Sudeste Asiático

Melvin Wong, tras completar ayer el Marató bp Castelló.

De Singapur a Castelló. Ese es el viaje que realizó Melvin Wong, un ciudadano del país asiático que ayer fue uno de los corredores que completaron el XII Marató bp Castelló, dejando claro que el eco de esta prueba ha llegado ya a todas las partes del mundo. 

A punto de darse el pistoletazo de salida del maratón, sus rasgos orientales sobresalían en la línea de salida, donde formó parte del selecto grupo de corredores de élite, compuesto en su mayor parte por africanos.

Melvin Wong acudió a la capital de la Plana con el objetivo de bajar de las 2.33 horas y poder así representar a Singapur en los Juegos del Sudeste Asiático (SEA Games), una versión regional de los Juegos Olímpicos, que se celebrarán el próximo mayo en Vietnam. El corredor explica que necesitaba conseguir esta marca antes del final de febrero y por ello «el maratón de Castelló era la mejor opción para ello».

Finalmente el objetivo se le escapó por muy poco, ya que Wong completó ayer la carrera con un tiempo de 2.37.58, de modo que estuvo solo cinco minutos por encima del tiempo requerido y uno sobre su mejor marca en la distancia. Sin embargo, tras cruzar la meta el maratoniano explicaba que aún cabía la posibilidad de que el comité deportivo de Singapur diese por bueno su palmarés y le concediese la plaza deseada.

En cualquier caso, el atleta no se mostraba contrariado, y es que como él suele decir, «pase lo que pase durante la carrera, estaré sonriendo cuando cruce la meta, ese es el sentimiento que brinda este deporte tan especial».

Wong explica que descubrió la existencia del Marató bp Castelló a través de la página web World Athletics y que esta es la segunda vez que corre en nuestro país, donde ya participó en el 2018 en los World Masters Athletics Championships que se disputaron en Málaga. En aquella ocasión compitió en el 5.000 metros y también corrió un medio maratón, por lo que el de Castelló ha sido su primer maratón en España.

Con anterioridad, cuenta que «pasé unas vacaciones hace diez años en España, visitando Barcelona y Granada con mi esposa». Ahora que ya conoce Castelló, reconoce que «es un lugar muy bonito, la gente de aquí es simpática y hay gran variedad de comida, mi estancia aquí ha sido estupenda».

A la hora de preparar la carrera de Castelló, señala que solo pudo dedicarle «un corto periodo de entrenamiento de seis semanas, puesto que también tuve que preparar una prueba de 10 kilómetros para el Nacional de Singapur que se disputó a finales de enero».

Preparación

En cuanto a su entrenamiento, explica que lo habitual es correr cuatro veces por semana: carreras cortas el lunes, trabajo de intensidad el miércoles, repeticiones el viernes y una carrera larga el domingo. También hace hincapié en la necesidad de «hacer una buena recuperación entre sesiones para que tus músculos puedan regenerarse bien», añadiendo que a menudo nada o hace una carrera suave para esas recuperaciones.

Destaca además por su capacidad de organización, algo que considera clave para compaginar trabajo, deporte y familia, «en caso contrario todas tus actividades acaban consumiéndote e impidiéndote alcanzar tus objetivos a corto y a largo plazo».

Por lo que respecta a sus hábitos alimenticios, explica que «no presto demasiada atención a lo que como, pero procuro evitar la comida rápida, los alimentos fritos y las bebidas con gas».

Nacido en 1983, Wong tuvo un inicio tardío en el deporte, ya que no empezó a competir hasta los 21 años, llevado siempre por sus deseos de superación. Así, empezó a correr durante su etapa en el servicio militar, se unió al equipo de natación universitario para aprender a nadar y probó el triatlón para superar su miedo a ir en bicicleta.

Primer éxito

Entre sus primeros logros estuvo el ser el primer corredor de Singapur en ganar una medalla en la Adidas King of the Road Race de 2012, por lo que demostró que no iba desencaminado al proponerse llegar a ser el mejor corredor de larga distancia del país. Su evolución como atleta le permitió pasar del cros y los 5.000 metros al 10k, el medio maratón y por último la prueba reina del atletismo.

El atleta explica que «después de correr 15 kilómetros me siento fresco y con las pilas cargadas», al tiempo que como corredor competitivo asegura que «las carreras largas me sirven como una gran motivación».

Siempre en busca de nuevos retos y de mejorar sus marcas, Wong apunta que sus próximos objetivos se centran en distancias más cortas que la que corrió ayer. «Ahora quiero hacer un 10.000 metros en el mes de abril para bajar mi marca personal, y después comenzaré a prepararme para buscar el mismo objetivo en el medio maratón en el mes de junio», concluye. 

Compartir el artículo

stats