Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Champions League

El éxito del Real Madrid: intrahistoria de una Champions imposible

El penalti que Courtois paró a Messi, el hat-trick de Benzema al PSG en 17 minutos, los dos goles de Rodrygo al Manchester City... París fue el colofón a un título ganado desafiando toda lógica

El Real Madrid pasea su decimocuarta Champions por las calles de la capital

El Real Madrid pasea su decimocuarta Champions por las calles de la capital Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: Reuters

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El Real Madrid pasea su decimocuarta Champions por las calles de la capital Fermín de la Calle

Se podría decir, parafraseando al exbarcelonista Gary Lineker, que “el fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y en el que el Real Madrid siempre gana la Champions”. Solo así se puede explicar que los blancos hayan conquistado el título en una edición en la que han estado eliminados muchos más minutos de los que han estado clasificados. Empezando por lo prosaico, la probabilidad de que el Madrid ganase ocho finales consecutivas de Champions se reducía al 0,39%. Y, sin embargo, los madridistas han ido encadenando título tras título hasta sumar las mismas que todo el fútbol inglés en su historia.

Si intentamos trazar una geografía del título de esta Champions todo empieza y acaba en París. Noche del martes 15 de febrero. Corría el minuto 60 del partido de ida de la eliminatoria de octavos de final entre el París Saint-Germain y el Madrid en la capital gala cuando Courtois desvió un penalti a Messi. Pese a la derrota, aquella intervención terminaría siendo decisiva. 28 de mayo, también en París. Salah inició una diagonal de afuera hacia adentro, recortó y sacó una rosca que iba directa a la red. Pero el belga, de nuevo, se cruzó en la trayectoria para estirarse como un gato y desviar milagrosamente el disparo. Minutos más tarde Ancelotti confesaba el trato que firmó con el portero: “Le dije a Thibaut que yo le traía hasta la final si él luego la ganaba”. Y el meta se reivindicaba: “Dije que ahora estaba en el lado bueno de la historia...”.

Madridistas

Ceballos, quien ha recuperado la sonrisa, daba otra clave: “Anoche mientras yo intentaba dormir, Kroos, Modric Casemiro jugaban a las cartas como si nada. ¡Es de locos!”. Pero era el croata quien revelaba una razón que trascendía a la lógica para explicar este triunfo: “Hay algo fundamental. En este equipo somos todos madridistas”.

Con este título Ancelotti, al que en Italia han bautizado como “Carlo Magno” y en media Europa llaman “Míster Champions”, se ha convertido en el primer entrenador en ganar cuatro Copas de Europa, por delante de Shankly Guardiola. Es más, el italiano es el único que ha ganado la Copa de Europa en la década de 1980, en los 90, en la de 2000, 2010 y ahora en 2020. Dos como jugador y cuatro de técnico. Este hijo futbolístico de Sacchi ha deslumbrado a Europa con su ejercicio defensivo colectivo y de fe ante equipos superiores. Enfrente aparecía la sonrisa resignada de Jürgen Klopp, el mismo al que Carletto regaló en Edimburgo una botella de rioja tras ganar su primera Champions con el Liverpool con el siguiente mensaje: "Bienvenido al club de los campeones de Europa”. El alemán fue elegante en la derrota felicitando a “un Madrid que es la realeza de Europa”.

Esta Champions se contará con postales como los dos goles en un minuto de Rodrygo al City tras aquel consejo de Ancelotti: “Hijo, sal ahí y cambia esto. Es el partido de tu vida”. O la celebración con la silla de Alaba tras ganar al PSG, que se ha convertido en icónica entre el madridismo. De París quedará una imagen. La de Raúl González Blanco, entrenador del Castilla y embajador madridista en la final junto al 'red' Ian Rush, cantando a todo pulmón el himno blanco en el banquillo antes del inicio de partido.

De quien no hubo ni rastro fue del parisino Kylian Mbappé, del que Florentino afirmó categóricamente: “Hoy no existe Mbappé”. Pérez igualaba a Santiago Bernabéu en el palmarés con seis Copas de Europa, a las que se suman las dos de Lorenzo Sanz. Benzema, Casemiro, Carvajal, Marcelo, Nacho, Isco, Bale Modric alcanzaban el póker de Champions como madridistas. Lisboa, Milán, Cardiff, Kiev París. Un registro inverosímil para cualquier equipo, no solo jugador, en Europa. Kroos suma otra con el Bayern.

Luka aprovechaba la euforia para confirmar su renovación una temporada más mientras jugueteaba sobre el césped del Stade de France con sus hijos. Mientras Karim, tras ganar este título, será elegido en agosto Balón de Oro tras sus 44 goles, 15 de ellos en Champions, y 15 asistencias, a los que suma Champions, Liga Supercopa de España. Benzema protagonizó otro punto de inflexión en este camino al título con su 'hat-trick' en diecisiete minutos al PSG de Mbappé, Messi Neymar.

Busca gol

Sin Kylian ni Haaland en el horizonte ahora resta saber qué puede sumar Florentino a esta plantilla para seguir deslumbrando en Europa. De momento están cerradas las llegadas de dos jugadores que darán mucha profundidad a la plantilla: el defensa Antonio Rudiger y el mediocentro del Mónaco Aurélien Tchouaméni. Sin embargo, el Madrid no se ha resignado tras la negativa de Mbappé y busca algo de gol en el mercado, toda vez que Bale ya es historia y a Mariano y a Jovic, descartado por Ancelotti en la final, se les busca equipo. Carletto necesita un 9 de área que descargue a Benzema de responsabilidad goleadora por más que el italiano se haya inventado esta temporada los ‘fichajes’ de Vinicius (22 goles y 20 asistencias), Rodrygo (9 goles y 7 asistencias) o Asensio (12 goles).

Y para el año que viene, como advirtió Modric en la zona mixta del Stade de France, “hemos hablado en el vestuario que estaría bien ganar alguna Champions más”. A ver quién se atreve a descartar al Madrid tras la consecución de este título imposible que levantó en París.  

Compartir el artículo

stats