Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

GOLF

Josele Ballester, tras los pasos de Sergio García... y Jon Rahm

El castellonense espera ser campeón de Europa en El Saler como el borriolense y estudia en la misma universidad donde entrena el vasco

Una clara progresión: Josele Ballester (18 años) está considerado uno de los golfistas españoles más prometedores. SUPERDEPORTE

De este miércoles al próximo sábado, 144 jugadores de 42 países luchan por el título de campeón de Europa de golf, en el campo valenciano del Parador Golf El Saler. Hay 14 españoles, entre ellos el castellonense José Luis, Josele, Ballester.

De 18 años, considerado como uno de los jugadores jóvenes españoles con mayor proyección, pretende dar un paso más en su carrera y brillar en casa: «Para mí este campeonato de Europa es muy especial: es una motivación extra competir en casa, que vengan a verme mi familia y mis amigos...», dijo en declaraciones a Superdeporte el castellonense, que arrancó bien: firmó una primera tarjeta de -3 (12º).

Josele se muestra ambicioso y dispuesto a estar entre los mejores: «Estoy con confianza y sé que tengo capacidad para estar en la pelea, aunque el golf es muy complicado: nunca sabes cómo te va a salir la semana». «Un día puedes estar bien y otro no te salen las cosas», matiza.

El repaso a su trayectoria

Pese a su juventud, Ballester tiene un sensacional palmarés nacional e internacional, así como una dilatada experiencia. Desde las categorías inferiores ha destacado en el golf español: ha sido campeón de España benjamín en 2013, alevín en 2015 e infantil en 2016 y 2017. Pero su consagración llegó en 2020 cuando, con tan solo 16 años, se proclamaba campeón de la Copa del Rey, una de las competiciones nacionales más prestigiosas. A nivel internacional, el representante del Club de Golf del Mediterráneo ha participado en grandes torneos, como la Ryder Cup Júnior, el British Boy, el Junior Orange Bowl... En Valencia, además de luchar por la corona continental, cuenta con otra motivación. «El campeonato de Europa tiene un premio añadido, ya que el ganador podrá participar en el British Open», advierte el castellonense, para quien el campo de El Saler no tiene secretos: «He jugado en él y es un recorrido muy difícil, en el que suele hacer viento, pero espero hacerlo bien», explica.

La relación con los García

Josele, para muchos, está destinado a ser el sucesor de Sergio García, al que conoce bien, ya que durante muchos años entrenó con su padre, Víctor García: «He tenido la suerte de poder jugar mucho con Sergio García, es todo un privilegio». Josele empezó a jugar al golf con apenas tres años. «Un amigo de mis padres les introdujo en este deporte, y yo también empecé de niño», explica el castellonense, que se inició «en el campo Costa Azahar, que tenía apenas a dos minutos de casa», aunque pronto dio el salto «al campo del Mediterráneo», de Sergio.

Hijo de olímpicos

La afición por el deporte la lleva Josele en la sangre, puesto que sus padres fueron deportistas del máximo nivel: su progenitor, José Luis Ballester, fue 24 veces campeón de España de natación y participó en tres Juegos Olímpicos; y su madre, Sonia Barrio, formó parte de la histórica selección española de hockey hierba, las llamadas Chicas de Oro, que se proclamaron campeonas en Barcelona 92. «El ejemplo de mis padres siempre me ha ayudado mucho», asiente Josele quien, al igual que su padre, es también un consumado nadador.

El salto a Estados Unidos

Este año, el castellonense ha cruzado el charco para comenzar una nueva etapa: «Ahora mismo, para ser algo en el golf, hay que ir a Estados Unidos», sostiene Josele, que compagina sus estudios de Ciencias del Deporte y el golf en la universidad de Arizona State, la misma en la que se formó Jon Rahm. «Elegí Arizona porque tiene unas instalaciones de golf muy buenas; estoy muy bien allí, aprendiendo mucho», afirma Ballester, que quiere ir paso a paso y, de momento, no se plantea el paso al circuito profesional: «Mi objetivo es pasar a profesionales cuando acabe la carrera». «Aún soy joven y no quiero precipitarme», señala.

El referente de Tiger

En Estados Unidos, Josele ha tenido también la oportunidad de jugar junto a Rahm, un habitual en la Universidad de Arizona, donde el vasco suele entrenarse: «Como persona es un 10: cuando estás con él, es uno más, muy sencillo». Aunque admira a Rahm y a Sergio García, Ballester no esconde que su ídolo de toda la vida es «Tiger Woods». «Creo que es un jugador que cambió el golf mundial», comenta. «Crecí viéndole jugar y siempre le he admirado», rubrica.

Compartir el artículo

stats