Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dirigido por otro exnúmero uno

Carlos Alcaraz, el número uno forjado en Villena

Llegó a la academia de Juan Carlos Ferrero con 15 años y desde entonces no ha parado de crecer- Vive en una casa prefabricada en las instalaciones de la residencia villenense

Carlos Alcaraz, con la copa de campeón del US Open. EFE

Carlos Alcaraz Garfía (El Palmar-Murcia, 5 de mayo de 2003) ha alcanzado esta pasada pasada madrugada la cima del tenis mundial. A sus 19 años, tras vencer (6-4, 2-6, 7-6 y 6-3) al noruego Casper Ruud, formado en la academia de Rafa Nadal, se ha adjudicado el US Open, su primer Gran Slam. Un triunfo que le ha permitido convertirse en el número uno del ránking mundial y se ha convertido el tenista más joven en alcanzar la primera posición. Rafa Nadal (22), Roger Federer (22 ) y Novak Djokovic (24) lo hicieron con más edad.

Murciano de nacimiento, en El Palmar, la pedanía más grande de Murcia, Alcaraz ha forjado su camino hacia lo más alto del tenis mundial en la provincia de Alicante. Más concretamente en la academia Equelite de Villena, que dirige otro exnúmero uno del mundo como Juan Carlos Ferrero. El nuevo rey del tenis llegó con 15 años para ponerse a las órdenes de Ferrero, crecer y lograr un sueño como el que ha conseguido. Hasta el pasado mes de marzo estuvo viviendo en una habitación de 25 metros, donde pasó el confinamiento de la pandemia del covid-19. Y actualmente reside en una casa prefabricada de madera de 90 metros cuadrados.

La Academia Equelite de Villena, está situada a apenas cinco minutos del núcleo urbano de la localidad alicantina, es uno de los mejores centros de entrenamiento de tenis. Cuenta con 20 pistas de tenis, dos piscinas, un gimnasio, campos de fútbol, un circuito para correr, pistas de padel y una residencia con habitaciones para los jóvenes alumnos que deciden ponerse en manos de Ferrero y sus colaboradores, como fue el caso de Carlos Alcaraz.

El nuevo número uno del tenis mundial tiene a la provincia de Alicante como su segunda tierra y a Juan Carlos Ferrero, como su segundo padre. El entrenador del tenista murciano, recuerda cuándo llegó a su academia de Villena con 15 años: “Era un fideo, tenía rapidez, pero no tenía músculos. Pero sí vimos algo muy especial en él. Lo vi, por primera vez, con doce o trece años. Vino a la academia y entrenamos un día. Era muy pequeño, pero se veía que todo el mundo hablaba de Carlos Alcaraz. Tenía todo lo que tiene ahora, pero en pequeño”, aseguró Ferrero, en declaraciones recogidas por EFE, en las pistas de Flushing Meadows tras ganar el Abierto de Estados Unidos.

El preparador del tenista murciano afincado en Villena, está convencido de que está todavía “al 60% de su potencial” y tiene todavía mucho margen de mejora, a pesar de haber llegado al primer puesto del ránking mundial con solo 19 años. “Creo que está al 60% de su juego y puede mejorar muchas cosas. Sabemos que tiene que seguir. Ahora que es número uno tiene que continuar ganando, lo sabemos y se lo recordaré”, comentó Juan Carlos Ferrero, a la vez que explicó que “debe mejorar al resto, el saque, el revés en ciertas situaciones, la consistencia, el intentar no irse mentalmente, son detalles que todos los jugadores tenemos que mejorar hasta que no nos retiramos”.

El entrenador de Carlos Alcaraz está orgullo de todo el trabajo que han realizado conjuntamente en la Academia Equilete y considera que su pupilo nació para jugar este tipo de torneos como es US Open. “Carlos nació para jugar estos torneos, para jugar estos partidos. Desde el primer momento vi en él cosas distintas a los demás chicos de su edad y sigo viéndolas ahora. Viéndole entrenar cada día, tenía claro que una victoria en un grande iba a llegar. Estaba seguro de que si no era este año, sería al siguiente. Y ahora queremos seguir”.

Compartir el artículo

stats