Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

El reportaje | Càlig y Ribesalbes... o cuando el fútbol regresa

Estos dos municipios vuelven a contar con equipo federado esta temporada 2022/23

Los jugadores del Càlig celebran con su afición la vuelta del fútbol al Ferreres-Arayo tras el primer duelo de la Nostra Copa. Mediterráneo

Cada vez es más complicado gestionar y mantener un equipo de una población pequeña, especialmente del interior o lejos del área metropolitana de la Plana. Poblaciones como Sant Mateu, con pasado en Regional Preferente, hace años que no tienen equipo sénior. No es la única: La Jana o Tírig decidieron no sacar equipo a competir debido a la falta de efectivos.

Otro de los clubs que tomó está decisión hace un par de años muy a su pesar fue el Càlig. Un equipo que incluso estaba en Primera Regional, tras conseguir la permanencia con mucho esfuerzo, pero que finalmente tuvo que, no solo renunciar a la categoría, sino también a entrar en competición. 

Pero este curso ha vuelto el fútbol al Ferreres-Arayo, como lo hizo en municipios como Catí o Segorbe tras superar una delicada situación. La población del Baix Maestrat, con 1.945 habitantes, volverá a disfrutar del fútbol con jugadores bien de la localidad o de municipios limítrofes. 

La reaparición ya es un logro del que se sienten satisfechos desde los jugadores y el cuerpo técnico hasta la afición, pasando por la junta directiva. El equipo blanquinegro presenta un proyecto humilde con el que se intentará poner los cimientos para volver a crecer y a ser muy competitivo.

La Rinconà vuelve a sonreír

Pero el Càlig no es el único equipo que vuelve a competir esta campaña 2022/23, ya que en Ribesalbes también ha vuelto el fútbol. En 2020, y en un contexto marcado por la incertidumbre generalizada provocada por la pandemia del covid-19, la directiva del club decidió no inscribir al equipo, una situación que se repitió también el pasado verano. Sin embargo, este año el fútbol también volverá a La Rinconà y en el seno de la entidad esperan que sea para quedarse. 

Además, este curso también vuelven a competir otros equipos como el Sporting de Castelló o el Huracán de Castellón, dos clubs de la capital de la Plana pero con grandes diferencias entre ambos. Los primeros son una entidad básicamente de cantera, una de las más históricas de la capital de la Plana, mientras que los segundos son el único club de accionariado popular de la provincia.

La cara amarga

Si el fútbol ha regresado en Càlig o Ribesalbes, ha hecho lo contrario en Benlloch, donde el club de esta población, que llegó a disputar promociones de ascenso a Tercera División, esta temporada no compite y, de este modo, sigue los pasos del mencionado Sant Mateu o del Sant Jordi, no hace mucho en Regional Preferente y que, tras descender a Primera Regional, decidió no volver a competir. 

Compartir el artículo

stats