Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes

El tren de alta velocidad con ADN valenciano aspira a conseguir 8 millones de viajeros en las cuatro líneas en las que operará

Iryo llega antes de tiempo en el primer viaje inaugural Madrid-València que iniciará los trayectos el 16 de diciembre | La ministra de Transportes defiende que "la competencia de los tres operadores reduce precios y democratiza la alta velocidad"

Iryo llega puntual en el viaje inaugural Madrid-València que comenzará a operar el 16 de diciembre. M. A. Montesinos

El tren inaugural de Iryo, el primer operador privado de alta velocidad participado por Air Nostrum, Globalvia y Trenitalia, llegó ayer híperpuntual (a las 12.13 horas, con dos minutos de adelanto), desde la estación de Chamartín Clara Campoamor a la de València Joaquín Sorolla. Un viaje como aperitivo del arranque de sus operaciones comerciales, el 25 de noviembre a Zaragoza y Barcelona. Y que comenzará a unir las ciudades de València, Cuenca y Madrid a partir del 16 de diciembre. El 31 de marzo de 2023 Iryo estrenará conexiones con Sevilla, Málaga, Antequera y Córdoba. El 2 de junio, Alicante y Albacete serán las últimas ciudades en incorporarse a la red del nuevo operador.

La compañía ofrece cuatro clases de confort en sus trenes Frecciarossa -Infinita, Singular Only YOU, Singular e Inicial-, de las cuales las tres primeras están orientadas al viajero de negocios. Todas las clases cuentan con reposabrazos individuales equipados con enchufes USB y estándar y acceso a wifi gratuito con posibilidad de conexión 5G, que funciona realmente y permite viajar conectado en caso de necesidad por cuestiones de trabajo durante todo el viaje. De hecho, el tren sólo perdió ayer la cobertura por completo en el túnel de alta velocidad entre Chamartín y Atocha.

Iryo aspira a transportar 8 millones de viajeros en las cuatro líneas de alta velocidad en las que ofrecerá servicio, de los que 1,2 millones de usuarios prevé que sean de la línea València-Cuenca-Madrid. En este objetivo cuentan con una flota completamente nueva formada por 20 trenes ETR 1000, más conocida como ‘Frecciarossa’ (flecha roja), trenes eléctricos de última generación fabricados con un 95 % de materiales reciclables y propulsados por energía 100% renovable.

El trayecto ha sido la puesta de largo de la compañía con ADN valenciano al contar con la compañía aérea Air Nostrum, que preside Carlos Bertomeu, junto a Globalvia (presidida por Javier Pérez Fortea) y Treintalia (con Luigi Corradi como consejero delegado). Los tres estuvieron ayer presentes en el viaje y el acto inaugural realizado en la estación de alta velocidad Joaquín Sorolla de València a la que asistieron miembros de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariale), Exceltur (la asociación de compañías turísticas) y representantes tanto de la Embajada de Italia como de la Cámara de Comercio de Italia en España y la AVE (Associació valenciana de empresarios). También participó una nutrida representación institucional, con la ministra de Transportes Raquel Sánchez y la presidenta de Adif Maria Luisa Domínguez, al frente. En la estación les esperaban el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la delegada del Gobierno Pilar Bernabé y la consellera de Movilidad, Rebeca Torró.

El presidente de Air Nostrum y de Iryo, Carlos Bertomeu, destacó que "hoy es una día grande para la movilidad y la intermodalidad al servicio de este país. Y un día luminoso para la compañía, porque comienza un viaje que culmina un proyecto en el que hemos trabajado intensamente en los últimos diez años". "Hemos volado sobre railes en una hora y cuarenta minutos. En el tren más rápido y más tecnológico de los que ruedan en Europa y con mejor servicio a bordo. Este es el lanzamiento de una nueva forma de entender la movilidad y de entender la experiencia completa del cliente desde la intermodalidad para que la experiencia del viaje sea increíble y amigable", destacó en su discurso Bertomeu.

El empresario aeronáutico y ahora también ferroviario recordó que "hace 28 años me metí en el mundo del transporte, en aviones. Y desde hace diez en el de los trenes. Este primer viaje es la materialización de un sueño. El de Air Nostrum, con su forma inclusiva de pensar y el de nuestros socios: Treintalia, con el que compartimos la forma de ver los negocios. Y es una de las empresas más rentable de Europa. Muy internacionalizada y con gran experiencia en la liberalización. Y Globalvía, líder mundial en la gestión de concesiones de infraestructuras: 7 líneas ferrocarriles, 21 autovías y el mayor operador de autobuses en el Reino Unido".

Una alianza en el mundo del transporte que, "como en el mus -continuó Bertomeu- se juega a grandes, no a chicas. Entre los tres sumamos 110.000 empleados en las plantillas. Es un proyecto con las espaldas suficientes para que estemos mucho tiempo en el viaje que empezamos hoy que entiendo como el camino a Ítaca, en el que hay que disfrutar del viaje, además de donde se llega". Por lo que agradeció a los trabajadores de Iryo "haber creado la empresa desde cero, lo que ha hecho que lleguemos hasta aquí. En este camino a Ítaca hay luces, sombras, días soleados, pasaremos túeles, viaductos. Pero siempre llegará la luz, la de este pintor y la que esperamos que vean todos en este proyecto.

La ministra de Transportes Raquel Sánchez consideró la llegada de Iryo a la alta velocidad un “día histórico. Es un gran dia para el ferrocarril en España. Hace treinta años hicimos una apuesta por la alta velocidad. Fue un gobierno socialista quien lo impulsó para llevarnos a esa modernidad tan ansiada, que ha cambiado la imagen de este país en el exterior y que nosotros mismos teníamos de nosotros mismos, para no dejar pasar el tren de la modernidad que habíamos dejado pasar en tantas ocasiones”. 

Sánchez también recordó que "la red de alta velocidad conecta el 70% de la población que superará los 4.000 kilómetros cuando pongamos en servicio el AVE a Murcia el próximo mes de diciembre, con una inversión de más de 60.000 millones de euros. Había quien dudaba del proyecto de futuro y quien cuestiona la apuesta por el ferrocarril que, sin embargo, representa el medio de transporte más sostenible". 

La ministra también destacó que "somos una potencia mundial en alta velocidad, en kilómetros de vías, pero también exportadores de conocimiento e innovación, en tecnología, en interoperabilidad y en circulación. También somos el primer país en el que tres compañías prestan servicios de alta velocidad. La competencia ha reducido los precios y ha provocado que la alta velocidad pierda su carácter elitista y que se haya democratizado".

Y apostó por que la "liberalización tiene que llegar a León, Galicia y Asturias. Creo que queda claro la apuesta de este gobierno por el trabajo conjunto de la colaboración público privada, para que seamos más competitivos, resilientes y mejorar el servicio a la ciudadania".

Por último, el presidente de la Generalitat Ximo Puig recordó que el 19 de noviembre "se han cumplido 163 años de la primera conexión ferroviaria Madrid-València. Esta es una obra de mucho tiempo y trabajo que finalmente tiene un nuevo hito, por lo que quiero agradecer a Carlos Bertomeu y a Iryo que hayan confiado en la Comunitat Valenciana para tener el domicilio social de la empresa". Puig considera la llegada del tercer operador ferroviario un "paso adelante a favor de la movilidad sostenible que se democratiza". Y concluyó que es "un día de alegría para los valencianos porque se consolida esta conectividad con una comunidad con la que tenemos grandes sinergias y se abre conexión con otras zonas de España. Y esperamos que muy pronto podamos atravesar también el corredor mediterráneo", sobre el que aún no hay previsiones de liberalización debido a los diferentes tipos de ancho ferroviario.   

Compartir el artículo

stats